El retorno a la presencialidad de los niños