Search
Close this search box.
Search

Mauricio Obregón el primer director de CODECHOCO, impulsor del Canal interoceánico por el Chocó. Por : Gonzalo Díaz Cañadas

Mauricio Obregón exponiendo el proyecto en el Congreso de la República 1972
Mauricio Obregón: navegante de mar y cielo
Mauricio Obregón, el historiador y piloto que dirigió la Corporación para el Desarrollo del Chocó puso al país y al mundo a hablar del canal interoceánico por el Chocó, proyecto del cual fue su impulsor en escenarios internacionales. El tema del canal fue revivido por el presidente Gustavo Petro y se proponen nuevas alternativas.

Este personaje colombiano, de barbas blancas cargadas de sabiduría hace parte de la historia del Chocó a partir del momento en que fue designado con posterioridad al incendio de Quibdó, en el gobierno de Carlos Lleras Restrepo, que expide la Ley 1ª de 1967, por medio de la cual se crea el Comité Pro Remodelación de Quibdó, con sede en Bogotá y al frente de ese organismo se nombra como Presidente a Mauricio Obregón, un ingeniero de profesión, historiador y piloto.

Posteriormente se expide el Decreto 760 del 24 de mayo de 1968, mediante el cual el Comité Pro Remodelación de Quibdó, se transforma en la Corporación para el Desarrollo del Chocó, se definen los lineamientos administrativos de dicho ente, conformación de junta directiva, apropiación presupuestal, montaje de oficinas, etc. 

Obregón un aventurero de los aires y de los mares había sido accionista de la empresa Limitada Nacional de Servicio Aéreo – LANSA y el primer piloto privado en Colombia, nacido y con estudios en los Estados Unidos. Esta eminencia llegaba a desde Bogotá a Quibdó, Bahía Solano, Condoto y otros sitios del Chocó en su avioneta privada, con la cual recorrió de cabo a rabo la geografía chocoana, siendo su obsesión y principal aporte el proyecto del Canal Interoceánico por el Atrato, que estudio, recorrió y promovió en diferentes escenarios de Colombia y Estados Unidos, también la carretera Panamericana Aminas –Bahía Solano que impulso y sobrevoló.

Evento en Quibdó sobre el Canal interoceánico ,aparecen Andrés Rumie y el senador Aureliano Perea Aluma

Por meses enteros, Obregón permaneció en Washington poniendo de presente las bondades de esta vía, que los norteamericanos vinculados al Pentágono objetaban por dos razones: la imposibilidad de realizarla, si no era contando con explosivos nucleares, en los términos en que se conocían entonces, y la desventaja comercial de prolongar el viaje entre Europa y Asia, recorriendo un trecho más largo y distante que el del actual Canal de Panamá. Interesante era observar la tenacidad con la que, sólo y sin asesores, Obregón refutaba los argumentos del Pentágono, que acabó acogiendo como solución la ampliación del actual Canal de Panamá.

Tan orgulloso estaba de su hallazgo que, en broma, hablaba del Canal Obregón, destinado a barcos hasta de 40.000 toneladas, que siguiendo el valle del río Tuira, permitiría pasar del Atlántico al Pacífico entre el Golfo de Urabá y el Golfo de San Miguel. Se podría navegar por el Atrato hasta las fuentes del Cacarica, perforando luego la montaña hasta llegar al río Tuira y al Golfo de San Miguel. Grande fue su sorpresa, y la del gobierno de entonces, cuando, anticipándose a la ejecución de los primeros pasos del proyecto Obregón, los congresistas del Chocó hicieron aprobar por el Congreso un proyecto, que luego vino a ser ley, haciendo obligatorio el Canal del Atrato en los términos en que se viene discutiendo desde hace casi medio siglo, o, como un canal seco, o sea, por ferrocarril, a últimas fechas.

Durante su estadía como Director de CODECHOCO y con poder ministerial lideró verdaderos procesos de desarrollo para el Chocó

El Obregón piloto sobrevoló de cabo a rabo la geografía del Chocó, gracias a un proyecto del Banco Mundial ,formó un convenio con el IGAC con la cual se adquirió esta avioneta que sirvió para la actualización catastral

La Corporación Nacional para el Desarrollo del Chocó, “Codechocó”, fue creada por decreto ley 760 de mayo 22 de 1968, firmado por el presidente CARLOS LLERAS RESTREPO, como un organismo adscrita a Planeación Nacional y encaminado a impulsar el desarrollo regional y la construcción de obras de infraestructura en una región con los mas bajo niveles de calidad de vida del país.

Abrió frentes de trabajo el 11 de junio de 1969, cuando dispuso de su primera partida presupuestal. En los primeros años, siendo su presidente el doctor Mauricio Obregón, esta entidad se ocupó de estudiar la posibilidad de construir un canal multinacional que aprovechara los ríos Atrato, en Colombia y Tuyra, en Panamá, sugerido por el mismo Obregón. También hizo estudios sobre otro proyecto canalítico que incluía la formación de dos grandes lagos, en el san Juan y en el Atrato, para su aprovechamiento en la generación de energía eléctrica, sugerido por el instituto Hudson, de Estados unidos.

Igualmente, en sus comienzos esta corporación dio algún impuso a la construcción de la carretera las Animas-Bahía Solano, instaló un muelle flotante en esta última localidad, contrató con la Armada Nacional el cabotaje de la costa pacifica del chocó, edificó en la carrera primera de Quibdó 99 casas para los damnificados del incendio del 26 de octubre de 1966, dotó a la misma ciudad capital  de su actual plaza de mercado, construyó en Nuquí una pista de aterrizaje y efectuó el levantamiento de planos Aero fotogramétricos del Chocó en cooperación con el instituto Agustín Codazzi y la ONU. Murió en febrero 1998 ,dejando huella y obras de su paso por el Chocó .

EL CANAL ATRATO-TRUANDÓ, Tomado de El Tiempo

Escribo estas líneas para quienes son partidarios de la licitación internacional para abrir por concesión un canal interoceánico por territorio colombiano. REDACCIÓN EL TIEMPO junio 2 de 1996,

Mauricio Obregón Andreu, nació en Barcelona (España), el 24 de enero de 1921. Realizo los primeros estudios en Londres y se educó como ingeniero aeronáutico en Boston. En Colombia creció como intelectual y navegante. Murió en 1998, en una finca en las cercanías de Bogotá, mientras departía con algunos alumnos de la Universidad de Harvard. Navegante y cartógrafo de mar y cielo, reconstruyo las rutas de Cristóbal Colon y Odiseo desatando los nudos de la ciencia y atando los cabos de la poesía griega. Tanta sabiduría junta nos hace pensar que Mauricio Obregón fue un ciudadano del Renacimiento y un hombre del siglo veinte.

La administración Lleras no se limitó a pactar esta autorización sino que designó como su representante en Washington a don Mauricio Obregón para adelantar todas las gestiones enderezadas a obtener para Colombia la inmensa inversión que representaría la construcción del canal. En mi último informe al Congreso, conocido como el Testimonio Final , dejé constancia del resultado de dichas gestiones ante la Comisión designada por el Pentágono: en el año de 1970, la Comisión del Canal completó un exhaustivo estudio de las treinta rutas que se habían considerado como posibles.

De dichas rutas, la Comisión seleccionó inicialmente ocho con el objeto de que fueran materia de investigaciones más detalladas. De estas ocho rutas, cinco se encontraban totalmente en Panamá y tres estaban parcial o totalmente fuera del territorio de ese país. Dos de ellas se internaban en el territorio colombiano, a saber: la número 23 y la número 25. La número 23 fue eliminada por la Comisión en virtud de que se requería una excavación excesiva, larga y costosa y no contaba con puertos que fueran adaptables por su profundidad al calado de los buques que utilizarían la vía .

La ruta número 25, denominada Atrato-Truandó, fue considerada por la Comisión como viable únicamente para el caso de que en la tarea de su excavación se utilizaran explosivos nucleares ya que de otra manera sus costos serían extraordinariamente altos. La Comisión rechazó esta posibilidad ya que obviamente resultaba técnica y políticamente inaceptable .

Es, palabra más, palabra menos, lo que han dicho las personas a quienes se les ha preguntado acerca de la viabilidad del canal. Muchos de ellos, ingenieros, coinciden con la Comisión del Pentágono en señalar que se trata de una roca ígnea que solo podría excavarse mediante explosiones atómicas con efectos ecológicos a corta distancia de Quibdó y aun de la ciudad de Medellín. Se requeriría, además, rectificar el curso del río Atrato para que las embarcaciones de gran tamaño pudieran navegar en línea recta desde el puerto de entrada hasta el de salida en el océano y dragar todo el río para las embarcaciones de gran calado.

Estampilla alusiva al 8 Congreso Panamericano de carreteras 1823 en Chile, donde el tema principal fue la vía Panamericana por el Chocó, un sueño del continente par conectar las Américas.

Conocen, igualmente, el gran desnivel que existe entre el Pacífico y el Atlántico, desnivel que obligó a recurrir al sistema de esclusas como las de Gatún, en el Canal de Panamá, pero en proporción mucho mayor. De otro modo, si se intentara un canal a nivel, como pretendieron los franceses en el siglo pasado, las aguas arrasarían gran parte del territorio del actual Chocó, al desbordarse el río por el desnivel. Así lo comprendieron sucesivos gobiernos colombianos a quienes les interesaba, tanto o más que al actual, inmortalizarse con la realización de esta obra de beneficio común para Colombia y para la humanidad.

Fue la razón también para derogar, por decreto, el cargo que desempeñaba el doctor Obregón, quien llegó a la conclusión, si mi memoria no me falla, de que era inútil perseverar ante el gobierno de Washington en la construcción del canal Atrato-Truandó, pero sin abandonar la idea de un canal para embarcaciones pequeñas, que descongestionara un poco el Canal de Panamá, construido todo en territorio colombiano, ya que otro pequeño canal binacional, utilizando el valle del río Tuira, que ya había sido estudiado por los franceses en el siglo pasado, no reunía las condiciones deseadas. Es la única posibilidad que se vislumbra en el horizonte, estudiada por el propio doctor Obregón, sobrevolando el Darién en su condición de piloto experto como ningún otro en verificar, desde el aire, las condiciones del terreno.

Hago esta anotación porque dentro del ansia de comunicar el Atlántico y el Pacífico por territorio colombiano, el gobierno de Virgilio Barco acogió la idea del capitán Ospina Navia, de comunicar el Atrato con el San Juan para darles una salida a los productos del Chocó con destino al sur de Colombia. Lo reducido de este tramo, menos de 50 kilómetros, calculado empíricamente por quien lo concibiera, no parecía cosa del otro mundo, tanto más que estaba siendo planeado para una operación prácticamente de cabotaje para embarcaciones muy pequeñas. Para este efecto el gobierno nacional de Virgilio Barco destinó la suma de 120.000.000 (ciento veinte millones) en el presupuesto de rentas y gastos y con la cooperación técnica de otros países como Holanda, se hizo un estudio de prefactibilidad cuyos resultados fueron absolutamente negativos en cuanto a su costo.

El número de esclusas y su manejo, en razón del desnivel entre los dos océanos, implicaba un gasto muy superior a cuanto habíamos imaginado. Se hizo necesario abandonar el proyecto y desde entonces pienso que las sumas destinadas a hacer estudios de factibilidad, sumas de varios millones de dólares en el caso del Atrato-Truandó, serían mejor aprovechadas en construir las vías que por tierra comunican al Chocó con los departamentos vecinos y con Panamá. Tomado de El Tiempo

LA PROPUESTA DEL PRESIDENTE PETRO

Tener dos océanos hace posible un canal en Chocó que lo vuelva el departamento más rico: presidente Petro en Quibdó 

El tráfico de embarcaciones o de contenedores vía férrea o acuática generarían, por concepto de cobro de peajes, “una base financiera casi que permanente para relanzar el desarrollo, desde el punto de vista del desarrollo humano, de la población del Chocó”.

Quibdó, Chocó, 27 de enero de 2024

El presidente Gustavo Petro manifestó que Chocó, por ser el único departamento del país con costas en el Pacífico y el Caribe, permitiría la construcción de un canal interoceánico que contribuiría a desarrollar la zona del Litoral Pacífico.

En la última jornada en la mañana de hoy del Gobierno con el Pueblo en el Coliseo Wladmiro Garcés de Quibdó, el jefe de Estado afirmó que los canales en el Chocó no solo sean “posibles, sean férreos, sean acuáticos”. Con esta privilegiada ubicación del departamento “¿no debería ser el más rico?”, preguntó.

El proyecto, explicó, se trazaría entre la bahía de Cupica, en el extremo nororiental del litoral Pacífico colombiano, hasta un punto en el río Atrato, donde se excavaría un canal para permitir el paso de embarcaciones de alto calado.

El tráfico de embarcaciones o de contenedores vía férrea o acuática generarían, por concepto de cobro de peajes, “una base financiera casi que permanente para relanzar el desarrollo, desde el punto de vista del desarrollo humano, de la población del Chocó”, puntualizó.

El mandatario invitó a la población chocoana a organizar una consulta previa para que, junto con las autoridades locales, las organizaciones civiles y comunitarias, analicen, debatan y discutan los términos en que se realizaría la megaobra.

“Yo, inmediatamente, digo: lo cojo. Lo metemos en el (Consejo Superior de Política Fiscal) CONFIS, lo metemos en el (Consejo Nacional de Política Económica y Socia) CONPES y se vuelve ley”.

así, recalcó, “se pueda ver aquí la puerta delantera de la casa que se llama Colombia, porque ese es el cambio de chip”.

(Fin/gaj/gop)

Canales interoceánicos por el Chocó: Rutas y alternativas

El Canal de Colombia. Por Jaime Gómez G.
 El canal interoceánico El canal interoceánico Atrato-Truandó y las hidroeléctricas del Atrato pueden cambiar la suerte del país
 Dinamismo económico para el continente y Desarrollo Socioeconómico para el Choco y Colombia –  CICCHOCO BOGOTA
Canal Chocó- un Canal Interoceánico sin exclusas –Sociedad Geográfica de Colombia

Canalización interoceánica por el Chocó.- Carvajal, Griseldino, 1910

Exploraciones a los istmos de Panamá y de Darién en 1876, 1877 y 1878
Un canal bioceánico por el Chocó biogeográfico Por: Gonzalo Duque-Escobar* Quibdó, 30 de Julio al 1 de Agosto de 2018 I Seminario-Taller Internacional sobre el Canal Interoceánico del Chocó.

canal Atrato-Truandó

EL LEGADO DE OBREGON EN EL CHOCO.

El Obregón piloto sobrevoló de cabo a rabo la geografía del Chocó, gracias a un proyecto del Banco Mundial ,formó un convenio con el IGAC con la cual se adquirió esta avioneta que sirvió para la actualización catastral
Remodelación Cra tercera de Quibdó
Carrera Primera después del incendio de octubre de 1966
Obregón comenzó los primeros kilómetros de la vía al mar

[1]  El legado de Mauricio Obregón REDACCION EL TIEMPO 22 de febrero 1998

También trajo esta barcaza que se utilizó para el estudio del Canal Interoceánico. Fotos Archivo CODECHOCO
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Previous slide
Next slide
Scroll al inicio
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?