Search
Close this search box.
Search

LOS LÍOS DE NUESTROS MINEROS. Por: Yesid Francisco Perea Mosquera

Con ocasión de la última visita del señor Presidente Gustavo Petro al departamento del Chocó, se reactivaron acciones en contra de la minería ilegal e incluso la artesanal, con los consabidos problemas para nuestros mineros y sus familias. Hablo de reactivación de acciones por cuanto, esas diligencias de destrucción de maquinaria pesada, utilizada para la extracción del oro y el platino de nuestro territorio, pareciera una especie de tobogán, pues llega un momento de mucha actividad al respecto y otros en los cuales no hay acción de ninguna naturaleza, permitiéndoles a nuestros mineros realizar su labor sin obstáculos de ninguna índole.

La falta de coherencia por los lados del gobierno nacional, en lo relacionado con la regulación en nuestro departamento y en muchos otros, del accionar de los mineros, generan en ellos la confianza para la consecución de maquinaria de variado orden, la que logran a través de créditos, sea decir, de endeudamientos, convencidos de la posibilidad real de conseguir con qué pagar las cuotas y así lograr unas condiciones que le permitan mantener dignamente a sus familias; pero resulta que, una vez construyen los entables mineros y comienzan a trabajar, es cuando aparece el Estado con su fuerza pública para destruir lo conseguido a sol y agua y fiado. Son dos las vías de acceso o salida al departamento, lo que se traduce en la posibilidad con la que cuentan las autoridades para controlar el acceso de la maquinaria que luego van a destruir; si las autoridades respectivas detuvieran el acceso de las máquinas, nuestros mineros tendrían la posibilidad de devolverlas a sus proveedores, bajo el argumento de prohibición de ellas en nuestro territorio, con lo cual se evitaría su destrucción y seguramente, con el pago de una sanción previamente acordada, se evitarían tener que pagar todo su valor sin haber tenido la oportunidad de recoger sus frutos.

La minería tradicional nos permitió a muchas personas, nacer, crecer, estudiar y hacerse profesional; y por otro lado, muchas otras que hoy viven de la minería tradicional solo aprendieron eso, a vivir de la minería, son expertos en el barequeo, el mazamorreo, en canchereos, canalones, cuelgas, barranco, batea, cachos, almocafres; pero como el Estado fue permisivo dando concesión minera en nuestro territorio o siendo pasivos con quienes introdujeron la maquinaria pesada en nuestra comarca, esas posibilidades de minería tradicional desaparecieron, pues donde trabajan retroexcavadoras se torna casi que imposible el mazamorreo o la minería tradicional. Se requiere flexibilizar el ataque a la minería en el Chocó tal como se viene manejando por este y otros gobiernos; tierra arrasada no es la solución, debe imponerse el diálogo, la concertación y privilegiar también la responsabilidad de todos en esta actividad.

Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Click Here
Previous slide
Next slide
Scroll al inicio
Abrir chat
Hola
¿En qué podemos ayudarte?