AFRODESCENDIENTES EN EL ALTO GOBIERNO Por Yesid Francisco Perea Mosquera

Las consecuencias de la elección del actual gobierno siguen mostrándose a favor de una de las etnias menos favorecidas o con mayor tratamiento desigual en el país, lo cual obliga a los corraciales en general y a los chocoanos en particular, a realizar una acertada labor, no solo para no ser inferior a los retos asumidos, sino además, para dejar abiertas las puertas a otros afrodescendientes y de esta manera iniciar la brega por conseguir tratamiento igualitario como lo establece nuestra Constitución Política.

Al ingresar a las redes sociales se encuentra uno con nuevos nombramientos en cargos importantes, llámese en la Contraloría General de la República, el Ministerio del Deporte, el del Medio Ambiente, en el de Educación, en el sector diplomático, y estoy seguro que la lista de nuevas designaciones se incrementará, con lo cual queda claro que el tema no era por falta de preparación académica, sino por una clara política de discriminación e invisibilidad, tratando de justificar tan protervo proceder con el sofisma de la pereza y la incapacidad para desempeñar cargos importantes. Aún resuenan voces disonantes tratando de negarle merecimientos a la gente nuestra, para lo cual han tomado a la vicepresidenta como el árbol al que más piedras le están lanzando; pero olvidan que al que no da frutos lo dejan tranquilo, es decir, con la actitud asumida por algunos en contra de nuestras minorías étnicas, no solo demuestran su ignorancia crasa, sino que denotan la importancia asumida con los nuevos roles asignados a nuestra gente.

A pesar de todo lo alcanzado hasta hoy, es clara la necesidad de continuar con esta nueva disposición, no solo por la idoneidad de los nuestros en distintas áreas del saber, sino, además, en una especie de compensación por lo negado toda la vida y que se puede evidenciar en los acontecimientos de siempre, de los cuales también nos han eliminado para evitar que se conozca la verdadera historia. Seguiré auscultando las redes sociales para gozar por las nuevas designaciones, lo cual debe comprometer de una forma decidida a los beneficiados con los nombramientos, para quedar extraordinariamente bien con la misión encomendada y así seguir sacando pecho.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *