MANO PELE, CHUSPA AL SUELO «Diálogos regionales para el Cuarto Mundo II”.Por:Odín Sánchez Montes de Oca

Las palabras “Cuarto Mundo”, las escogí desde que me encontraba en las profundidades de las selvas del Chocó, durante el tiempo de mi cautiverio para, describir de la mejor manera, los lugares por donde transitaba, mientras duró esa dura experiencia de mi vida, y parodiar así a dos emblemáticos hombres del pacífico colombiano, que utilizaron esta expresión para denunciar ante la sociedad y el estado colombiano, el trato que se le daba en sus respectivas épocas, y aún se le da a los habitantes del Pacífico y del Chocó, se trata de Sofonias Yacup Carabali (1.895-Guapi) en su obra “El recóndito Litoral Pacífico”, publicada en 1934, y Ramon Lozano Garcés (1.912-Quibdó) “Enfoque del cuarto mundo: El Chocó tiene la palabra”, editada en la década de los 70; ambas obras, cada una en su respectivas épocas dedicadas además a la reivindicación de “los nadies y las nadies”, de los marginados del Pacífico y del Chocó, con resultados que se vieron reflejadas medio siglo después, para el primero, con la formulación de Plaidecop, y el segundo, con sus luchas contra la explotación inmisericorde de nuestros recursos mineros, que terminó con la nacionalización de la Compañía Minera Chocó-Pacífico; pero igual, pese a ello, hoy, las necesidades siguen siendo insatisfechas, convirtiéndose en el caldo de cultivo de los violentos, de grupos armados diversos, entre los que sobresale o a echado sus reales “El Bloqué Occidental de Guerra Omar Gómez” del Ejército de Liberación Nacional, promotor y actor principal de desplazamientos, secuestros, extorsiones y choques o enfrentamientos con otros grupos armados en la disputa por el territorio y rutas de narcotráfico en el San Juan, el Pacífico y el Baudó.

Sus integrantes, como lo referí en la entrega anterior, son por lo general nativos negros e indígenas, jóvenes en su gran mayoría, de las riberas de los 3 principales ríos, los que estoy seguro que junto a sus cabecillas y comandantes de cuadrilla, frentes o bloques, aceptarán la idea de los diálogos, desmovilizarse y hacer parte de la vida civil, para vivir en comunidad junto a sus seres queridos, entendiendo también que, las posturas de los que hoy dirigen la guerrilla del E.L.N. y otros grupos armados como las Auto defensas Gaitanistas, o urbanos como “Los Mexicanos”, son más accesibles que la de los que ya fueron dados de baja, quienes recientemente en carta dirigida al nuevo presidente de Colombia, han expresado su voluntad de dialogar por la implementación de una paz total; pero también a estos anuncios de voluntad de diálogos regionales de parte y parte, hay que sumarles para bien que, los procesos de comunidades negras en el marco de la ley 70, como los de indígenas, han dejado unas organizaciones locales, regionales y unos liderazgos fortalecidos, con la suficiente experiencia, capacidad discursiva y de negociación, los que hay que aprovechar, para que sean ellos y demás organizaciones de base, las que en representación de sus respectivas comunidades, con la participación de la iglesia, la comunidad internacional y las naciones garantes, adelanten las conversaciones a que haya lugar para el logro del objetivo común de una paz total.

Ellos son los dueños del río, además del control sobre el territorio, lo hacen también sobre la única vía de acceso que es la fluvial, para citar un ejemplo: Cuando me encontraba en poder del grupo subversivo, las Autodefensas ejercían mando y dominio de Suruco, aguas arriba del río San Juan, y el Bloque Occidental, de Suruco aguas abajo hasta la desembocadura en el Pacífico, y las únicas embarcaciones que podían transitar después de las 6 p.m. eran los botes, lanchas o pangas de los grupos armados, y dentro de su territorio o fronteras, lo que indica que, hay una población en toda la subregión del San Juan, completamente confinada, amedrentada y objeto de desplazamientos cada que hay enfrentamientos entre estos y la fuerza pública, o entre ellos mismos, cuando lo hacen por la disputa del territorio; ¡hay pues del civil que subvirtiera esa orden!.

Yo tengo un concepto muy personal sobre el E.L.N. y la explotación ilegal de la minería; el mismo Uriel, ex comandante dado de baja, me decía: “Si por mí fuera ese oro se quedaba allá donde está, bajo la tierra”; pero lo cierto es que, ellos cobran un porcentaje por Draga (La vacuna), y el encargado de hacer el respectivo cobro, es el “Financiero” del grupo, conocido como “Santiago”, el terror de los mineros en la provincia del San Juan, y quien en una de esas conversaciones que hice con ellos, este mismo señor le mandó decir conmigo al “Bagre”, recién posesionado, que lo mandaba a saludar, pero que le mandara los recursos de la deuda que tenía con ellos y la que tenía que ver con la Gobernación; la verdad es que, no sé si se puso al día con los comandantes Elenos o qué, porque eso es tener mucho hígado, deberle a esos tipos, sólo lo hace el hoy parlamentario Cordobista. ¡Vayan viendo!

Inmediatamente fuimos devueltos al seno de nuestros hogares, con la hoy parlamentaria Astrid Sánchez, iniciamos un proceso de visibilización de las victimas departamentales del E.L.N, y en esa dirección, realizamos el primer encuentro de las víctimas de este grupo en el Chocó, llevado a cabo en la ciudad de Istmina, evento que contó con la presencia de Salud Hernández, Clara Rojas; Epssy Campbell -ex Vicepresidenta de Costa Rica-, Herbin Hoyos -de la Voz del Secuestro-, Alan Jara, entre otros; una vez terminado el encuentro de la ciudad de Istmina, procedimos un grupo de exsecuestrados por el E.L.N., a crear la Asociación Departamental de Victimas del E.L.N, entre los que se encontraban además: Ariel Castro Beltrán, Camilo Torres Gamboa, y Liddy Bonilla, siendo esta última la primera presidente de dicha organización, la que estaría presta entiendo yo, junto a todas las victimas hoy invisibilizadas, a poner su granito de arena para sacar adelante una de las ideas del presidente entrante, sobre una paz total; aunque tenga mis dudas porque, el mismo Petro dice sobre estos temas una cosa hoy, y otra se le oye decir mañana; esperemos pues que, los diálogos regionales desde el Cuarto Mundo, no sea una promesa fallida.

PDTA: Uno escucha al presidente Petro expresando su voluntad de diálogos regionales con el E.L.N, a los grupos alzados en armas de distinta índole dispuestos a aceptar estos procesos, inclusive a los mismos “Mexicanos”, pero al actual mandatario de los quibdoanos o quibdoseños, y a esa recua de candidatos a ocupar la alcaldía en el próximo periodo, no se les oye plantear ni decir ni pío. ¡Dios salve a Quibdó!

Atentamente,

Odín Sánchez Montes de Oca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.