MANO PELE, CHUSPA AL SUELO “Quien dijo miedo” Por :Odín Sánchez Montes de Oca

Yo en política, soy un hombre “liquidado”, una palabra muy diciente que le he escuchado en varias ocasiones al amigo Rufino Córdoba para explicar en determinados momentos la situación de políticos en uso de mal o buen retiro, y que están en sus cuarteles de invierno como en mi caso; lo que me ha llevado entre otras ocupaciones a escribir sobre la parroquia: Sobre Quibdó, el Chocó y sus gentes, sus costumbres; recordar el pasado con anécdotas e historias anónimas, o comentando la realidad política con mi estilo particular, tanto que, diría como Tolstoi que, quien describe bien su aldea, podría ser un escritor universal, caso que no es el mío, porque he medido mi cuarta y me he parado en ella, alejándome de la narrativa de la realidad del orden nacional, internacional y mundial, del que se ocupan a menudo por nuestros grupos de WhatsApp excelentes comentaristas de todas las disciplinas y consumados politólogos, solo que, lo hacen tomando partido por determinada ideología, grupo político o candidato, y lo hacen con tal beligerancia que asustan, que no permiten la sana controversia y el debate con altura, sin incurrir en la disputa estéril y sin sentido, pero se creen portadores de la verdad revelada, y a quienes no contemporízanos con sus ideas o preferencias, nos tratan como que si les hubiésemos matado a la mamá. Por eso leo lo que se escribe en los grupos de Belén de Bajirá, Los Informadores y El Manduco, y no he dicho nada, ni opino, salvo en esta columna, porque a mí, a estas alturas del paseo, ningún adelantado del mar del sur me va a enseñar el pase del pollo, ni me va a poner a vivir más sabroso de lo que he vivido.

A las horas que usted se siente con calma a leer estas líneas -si Gonzalo Díaz las ha subido a la página-, si es en la mañana se enterará que voy para el centro de la ciudad a una reunión de la campaña de “Fico”, con el propósito de instalar los cuadros directivos regional y locales; y voy a opinar, porque no existiendo penas a perpetuidad en el país o penas accesorias de prohibición a expresarse u opinar, lo voy hacer, y como pagué la condena y se recuperaron algunos derechos políticos, puedo votar, así de sencillo; otra cosa es que, como otros, estando inhabilitado para aspirar a alguna dignidad o cargos de elección, me vaya a tomar fotos con los candidatos, o haga parte del entorno más cercano del aspirante -así como Benedetti, Roy Barreras o Alfonso Prada, y la misma Piedad, con tantos escándalos e investigaciones-. No me tomé una foto con mi hermana cuando aspiró a su reelección a Cámara, porque carajo tengo que tomármela con “Fico” o su avanzada que no son nada conmigo

Lo que sí quiero contarles es, él por qué voy a la reunión: Hace más o menos 4 años para esta época, en desarrollo de la anterior campaña presidencial, el señor Petro hacía una gira por el Pacífico, y en Buenaventura le dio por hablar de corrupción, entre otras frases dijo que, él no nombraría ministros como Odín, Edgar y Juan Carlos Martínez. Ante esto debo decir que, no lo he buscado, ni tengo ropa, y estoy inhabilitado, y en cuanto a la “Parapolítica”, la CIDH le ofició al gobierno nacional a través de la Cancillería el pasado 10 de febrero, que se ponía a disposición de las partes para que presentaran fórmulas de un arreglo amistoso dentro del asunto, en un término de 4 meses prorrogables por 2 más; es decir que, vamos bien ante la Justicia Internacional que bien conoce Petro, y que puede condenar al estado al pago de una gruesa suma indemnizatoria. Después recuerdo que, en la misma gira, de paso por Istmina, en el Divino Niño le dio también por tratarnos de corruptos, es decir que, yo con Petro, no tengo derecho ni al “perdón social”, ni a lo de la Región del Litoral Pacífico que se inventó en estos días, en un eventual reordenamiento territorial; razón por la cual, desde ya, para no estar con Benedetti, ni con Roy, ni con la misma Piedad, alegaré la Objeción de Conciencia.

Lo otro es que, conociendo como conozco al Vicepresidente del Centro Esperanza, un ambientalista por conveniencia, cuya elevada capacidad intelectual no está en duda, pero que ya fue Ministro del Medio Ambiente, y no dejó solucionado el problema al sector Minero porque, con su gestión se inicia la criminalización de la minería, pero además, aún hay mucho que contar sobre el fondo “Todos Somos Pazcífico” y el crédito del BID por 400 millones de dólares; y en ese orden de ideas, a falta de espacios para argumentar en extenso, permítanme decir que, apoyaré como persona, la fórmula presidencial Fico-Lara, sin miedo a que me señalen de amigo del continuismo, o de no querer al Chocó, o que de la noche a la mañana me volví bruto por simpatizar con los que supuestamente nos querían robar a Belén de Bajirá. ¡Quien dijo miedo!

PDTA: Para tranquilidad de muchos, se mueven las cosas en la Corte, gracias a los avances tecnológicos sabemos que está ocurriendo, unos en preacuerdos, otros a punto de condena en primera instancia, y otras que vienen. ¡La Justicia cojea, pero no los salva ni Mandrake!

Atentamente,

Odín Sánchez Montes de Oca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.