MANO PELE, CHUSPA AL SUELO“ Las movidas de aquí y de allá, de unos y de otros” Por : Odín Sánchez Montes de Oca

Para la entrega de hoy, permítanme parodiar un trino de Felix de Bedout de la W Radio para explicar un poco lo que está pasando con ciertos sucesos en la política Nacional sobre la congestión que producen las más disímiles movidas políticas que tampoco se disimulan en el Chocó, siendo ellas objeto de comentarios en las redes sociales especialmente en los grupos de comentarios políticos: “Hágale, hágale que no viene carro”, trino parecido al “Dale, dale, dale” para abrirle paso a las volquetas areneras que en reversa salen de las variantes en las vías carreteables del País, esto porque unos sin reparos de pensamientos ideológicos, otros con razones que lo justifican, los dirigentes políticos proponen las más diversas alianzas, coaliciones o consultas, con el único propósito de ganar unas elecciones presidenciales a cualquier costa o sacar al congreso a cualquier precio el mayor número de parlamentarios para obtener la bancada más numerosa, y así asegurarse un alto porcentaje de la gobernabilidad dicen unos, otros lo llaman burocracia o “mermelada” -incluida la parte Contractual-; porque no es por otra cosa que Benedetti y Roy Barreras (el rey del voltearepismo) sin que los echaran, salieron de su confortable posición en el Partido de la U, aterrizando al Pacto Histórico, en donde sin lugar a dudas han perdido o van a perder el protagonismo que tenían en sus antiguos partidos; esta semana fue Luis Pérez Gutiérrez quien planteó moverse al Pacto Histórico a través de una consulta con el Partido Liberal, para asegurar en un eventual triunfo de Petro su cuota política, lo que no se diferencia en nada con las maniobras de la coalición de la Esperanza o de la Experiencia para encontrar mecanismos de selección de un candidato que les permita competir en condiciones dignas en una primera vuelta presidencial.

Esos afanes del Partido Histórico para sumar votos sin reparar ideológicamente o sin mirar antecedentes, como por ejemplo los de Luis Pérez, quien dirigió la Operación Orión desde la Alcaldía de Medellín, produjeron un terremoto político cuyo epicentro se localizó en reconocidos miembros de la izquierda, abanderados de la causa Petrista, quienes en distintos medios han hecho conocer su descontento frente a las ningunas o de pronto tibias explicaciones de Petro respecto de las insinuaciones de Luis Pérez de una posible consulta del Pacto Histórico con el Partido Liberal. Veamos pues que escribieron personajes como Gonzalo Guillen, reconocido periodista antiuribista y uno de los promotores del proceso que hoy tiene en calzas prietas al “Gran Colombiano”, quien tuiteó: “Si la vaina es con el paramilitar Luis Pérez, entonces no existe posibilidad de que yo vaya a votar por Gustavo Petro y los que van con él para Cámara y Senado, Ni por el putas¡”

Por otro lado, la muy leída columnista Margarita Rosa de Francisco, confesa militante del Pacto Histórico y otros influyentes tuiteros sostuvieron en resumen que: “El fin no justifica los medios”, que “Todo no se puede valer”, y la recordada “Niña Mencha” sostenía: “Yo le pido a Gustavo Petro que nos explique con toda claridad a los que creemos en su proyecto político, ¿qué significa la movida(frustrada) de Luis Pérez y su Combo a la consulta con los del trapo rojo?, ¿En qué van a parar los acuerdos?, ¿La cosa es un hecho?, ¿Cuál será el trato?

Esto fue en esencia el collage de trinos y pronunciamientos de amigos, simpatizantes y militantes del Pacto Histórico, que piensan que para obtener el poder no todo es válido; afortunadamente la presión mediática dio lugar a la reculada del exalcalde de Medellín, y digo que afortunadamente porque, esos amagos y coqueteos habían golpeado a devotos partidarios del Pacto Histórico, inclusive pertenecientes al Grupo de WhatsApp local de “Belén de Bajirá”, que no sabían cómo justificar la movida que con sus peros ideológicos y éticos, aparentemente favorecían a los intereses electorales de la Colombia Humana a la Presidencia de la Republica y sus listas al Congreso, porque 800 mil votos que pone Luis Pérez Gutiérrez no se consiguen detrás de la puerta.

Comparar es muy odioso, sobre todo cuando contemporizo para todos los efectos con que una cosa es una cosa, y otra cosa es otra cosa. Pero a uno que le da por escribir cosas de la región, le da a veces por semejar un diablo con otro diablo, o un suceso con otro. Así siempre resulte odioso, como en el caso del Dr. Augusto Cicerón Mosquera, que parece que hubiera visto al mismo diablo en la lista del “Sancocho”, como los Petristas en la consulta propuesta por “La Lupe”, cuando ha dicho en distintos escenarios, que él no puede apoyar a una lista, en la que hayan personas que atentaron contra su vida -sin decir nombres-, o cuando renuncia al Partido Liberal porque según su criterio, en manos de quienes está hoy en el Chocó, perdió su norte, lo que lo llevó a adherir al Partido de la U en cabeza de la Parlamentaria Astrid Sánchez Montes de Oca. Razón por la que otros sectores indignados también por estas actitudes, salieron hace tiempo de la oficialidad y otros que alistan las maletas, entre otras cosas porque, según el mismo Diego Córdoba Zuleta -hijo de Diego Luis Córdoba y su heredero material, intelectual y político-, la actual dirigencia del Cordobismo, aprovechándose del nombre de su padre, se ha dedicado en los últimos años a robarse el Departamento, en esto “Dieguito”, como le dicen al hijo del Padre del Departamento ha sido recurrente en todo tipo de eventos y actos públicos, lo que han copiado muchos dirigentes para justificar su salida de la oficialidad que supuestamente encarnan Nilton, aspirante al Senado, Domingo, cabeza de Cámara y Harbey Pino, candidato a la Gobernación, según las tarjetas y mensajes Navideños.

Díganme ustedes si no tienen potísimas razones el Dr. Augusto para decirle hasta luego al Partido Liberal y algunos indignados en hacerse a un costado de la lista oficial del Cordobismo escogida a dedos, con todos esos cuestionamientos, que no se sabe si la cerraran, o si al fin y al cabo les darán el aval, o se los revocarán posteriormente ante las múltiples quejas que de acá viajaron a la Dirección Nacional del Partido, y no por Rápido Ochoa, porque las mandaron en avión.

PDTA: Bajo el seudónimo del famoso Gladiador ESPARTACO, que de cobarde no tenía nada, alguien sin identificarse, se vino lanza en ristre contra mí por unas denuncias que hiciere frente a unos difamantes discursos en el Municipio de Riosucio. Si mentí que me denuncie, pero por favor no sea cobarde e identifíquese, porque por más que refriten o inventen, no me voy a “relajar” mientras se roban al Chocó.

Atentamente,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *