MANO PELE, CHUSPA AL SUELO «De avanzadas, giras e imputaciones trasnochadas». Por:Odín Sánchez Montes de Oca


No es que se ande obsesionado con Domingo el «Bagre enjabonado», ni mucho menos con los «embilletados», se trata de que son personajes destacados que, por bien o para mal, son noticia de primera plana todos los días. Por ejemplo: Hace poco recibí varios mensajes de WhatsApp contentivos de fotos, audios, vídeos o comentarios alusivos a las primeras avanzadas de las campañas en Quibdó que apenas inician, y de las giras que de un tiempo para acá se vienen dando por todo el departamento para el Congreso de la República; tal y como las que recibí, en las que le tomaron fotos a un pendón de Domingo en el Barrio Monterrey-Sector El Hueco, en donde posa la reconocida capitana Cordobista «Ana Azucar» con la Dra. Danny Moreno, conocida como “La Nena», por ser la hija menor del extinto profesor Conrado Moreno y Nubia Córdoba, esta última matrona liberal de todos los tiempos y mentora política del malogrado Darío Córdoba Rincón, de Nubia Carolina Córdoba Curi -hija de aquel con la lideresa Elizabeth Curi-, y también de Nigeria Rentería, hija de «Maché», parientes entre sí, y pertenecientes todos a la familia neguaseña, golpeados hoy por el voraz incendio que consumió casi 30 viviendas de la cuna específica de Cesar Conto Ferrer y de Diego Luis Córdoba, uno de los políticos liberales más importantes del Chocó y de Colombia, población para la que pido con urgencia, más allá de los sentimientos políticos, la unión de gestión de la dirigencia y de los parlamentarios chocoanos para adelantar su reconstrucción, porque querámoslo o no, Neguá es patrimonio histórico de la región.
Pero lo importante de las imágenes que recrean el artículo, respecto de la avanzada en Quibdó, no es la “ñangotada” de “La Nena” removiendo el arroz Diana que se preparaba o cocinaba a los pocos habitantes del Sector antes mencionado, si no la manera sutil como a través de un pendón rojo de “Inversión para las regiones”, nos van metiendo al Bagre acá, con una avanzada liberal para Quibdó, en la que solo hacen falta las amigas “Pacha” Pacheco, Maruja la Arquitecta, y María Pava entre otras, y de paso también nos van vendiendo el nombre de una nueva candidatura para la Alcaldía de Quibdó, a no ser que, nos tengan programado otro «Sureño» -en palabras de nuestro dilecto amigo Jesús María Cuesta Porras, comúnmente «Envenenado»-.
Entre las fotos que me reenviaron al WhatsApp, encontré también algunas que dan testimonio de las giras de varios políticos por el Bajo Baudó, del cumpleaños de Nilton Córdoba -quien estuvo acompañado de su Jefe de debate Efrén Palacios Serna y Fermina Córdoba-, de las fiestas de Sivirú, y el encuentro casual de estos en la tierra del ex Alcalde Jhon Aret, quien dicho sea de paso acompañaba a la comitiva de la tercería, engalanada por sus Jefes de debate: Jaison Mosquera Sánchez y Jorge Tadeo Lozano Rueda, quienes se embarcaban y fotografiaban con el candidato a la Alcaldía «Tinito», que además goza del respaldo del subsidio del combustible para las zonas no interconectadas y de otros dirigentes que me hacían recordar las épocas de la «Hormiguita». Giras en las que apenas es normal preguntar: ¿A quienes respaldan los de Cali? ¿Y que buscaba por allá el candidato al Senado del Pacto Histórico Hollman Morris?
Y no fue que llegara del Bajo Baudó el buen componedor y jefe de debate del candidato al Senado Nilton Córdoba, Efrén Palacios Serna, y cual fresco lo pillaron en «Freskura» de la Carrera 5a en Quibdó, departiendo con su colega, el también ex Gobernador «El Bagre enjabonado», conocido de autos en algunos círculos bogotanos como «El hombre del Billón», asustados este par de sinvergüenzas, en cuyos rostros, de niños, jamás pusieron sus padres, ni cebo, ni orine de mujer, porque después de viralizado como fue por Choco 7 días, una información de octubre del año pasado sobre el gas domiciliario, los vieron con sus respectivas caras peladas en el precitado restaurante, solo que la información no es reciente, como si son ciertos los delitos allí imputados, hechos delictuales para los que la ley tiene previsto como sanción, penas privativas de la libertad, y como consecuencia medida de aseguramiento intramural sin ningún tipo de beneficios. Asustados se pusieron cita en Freskura porque, entienden que la cosa está dura, y que si hay cosa que le puede barajar la candidatura a la Cámara es el peculado por apropiación agravado, con varios concursos, por haber pagado un acta cuando la obra estaba suspendida hacia 5 años.
En Quibdó el cebo lo vendían por lo general en las farmacias, y para el nacimiento y crecimiento de Efrén Palacios Serna, estas quedaban muy lejos de donde residía, este vivía al pie del puente de Huapango, muy distante de la Farmacia de los Aldana, que quedaba donde hoy queda el Banco de la Republica, sobre la calle 25 entre carrera 1a. y 2a, las otras quedaban en la cabecera, por donde queda la Plaza de Mercado, las de frente al Hospital debieron haber aparecido, cuando ya Efrén estaba carrusiano; es decir que, a Efrén no le pusieron cebo en la cara, por las distancias entre las farmacias y su casa, pues quedaban muy retiradas. Caso contrario el del «Bagre enjabonado» porque, quien vendía el cebo en Istmina era el señor Azarías Mosquera, quien vivía en Barrio Offel o “La Tatabrera», barrio donde también residía «Machito», padre del que sabemos, quien me imagino debió comprar el cebo donde su vecino y untárselo junto al meao a su hijo para una mejor crianza y formación, pero no, de allí que el muchacho se crio sinvergüenza, cari duro, y una «concha» de la que líbranos señor.
PDTA: Tuvimos en nuestras manos un informe de 150 páginas de la Contraloría General-Seccional Chocó, de glosas a la Secretaria De Educación Departamental -en poder del «Bagre» a través de la misma del supuesto escándalo sexual de días pasados-, y a primera vista a quienes debieran sancionar seria a los funcionarios del organismo de control porque, no se entiende por qué. con tantos hallazgos e irregularidades graves, no encuentran responsabilidades penales, debe ser que los untaron.
Atentamente,
Odín Sánchez Montes de Oca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *