Apóstoles Chocoanos de la Medicina en Quibdó. Mis memorias.Por : Américo Murillo Londoño ( II Parte)

JUAN BAUTISTA LUNA GARRIDO

Juan B. Luna Garrido

Nació en Lloró en 1908, hijo de Juan Isidro Toribio Luna Mosquera y Nieves Garrido

Álvarez, sus estudios de primaria los hizo en su pueblo natal, una parte de su bachillerato la hizo en el Colegio Carrasquilla en Quibdó y la otra parte en Medellín, en el Liceo Antioqueño en donde obtuvo el grado de Bachiller.

Juan B. Luna estudió Medicina en la Universidad de Antioquia, con una beca otorgada por la Intendencia del Chocó inicia en 1935; pero por cuestiones políticas en 1938 se la quitan, razón por la cual tuvo que interrumpir sus estudios y regresar a Quibdó donde permanece algún tiempo. Posteriormente en 1940 regresa y culmina sus estudios en 1941, gracias al apoyo económico de su hermano medio Juan Francisco Luna Caicedo, quien se desempeñaba como Pagador y Jefe Administrativo en la sede de la Compañía Minera Chocó Pacifico, en el Corregimiento de la Vuelta (Lloró) sitio donde estaba instalada la hidroeléctrica que suministraba la energía a las dragas de la compañía y poblaciones del Río San Juan.

Juan B. Luna Garrido inicia su vida profesional como médico rural en el Carmen de Atrato, hasta 1947, posteriormente se vincula al Ministerio de Obras Públicas (Zona de carreteras) como médico en una especie de hospital, ubicado en el Campamento de la Equis para prestarle servicios de salud a los trabajadores de la construcción de la carretera Medellín-Quibdó. Más adelante se traslada a Quibdó como médico del Hospital San Francisco de Asís y después lo designan como Subdirector del mismo en 1956, Ya para el año de 1959 pasó a ser el Director de dicho hospital en remplazo del Dr. Julio Figueroa Villa, una vez éste fallece.

El Dr. Luna, también fue Secretario de Salud Departamental, Diputado a la Asamblea del Chocó y como tal fue el ponente de la ordenanza que erigió en Municipio, al Corregimiento de Lloró. Su consultorio como médico particular funcionó durante muchos años, en el Edificio Ocho pisos, donde atendió con mucha dedicación a sus pacientes que mayoritariamente eran gente humilde y del campo, a quienes a veces no les cobraba la consulta y hasta los medicamentos se los regalaba.

Juan B. Luna Garrido contrajo matrimonio con Cecilia Rivillas Cardona de cuya unión nacieron Héctor Hernando, Francisco de Asís, Federico Álvaro, Miguel Ángel, Juan Bautista, Cecilia, Margarita, Gloria y Jesús Antonio. Además de los anteriores fue el padre de Aura Luna Mosquera.

El Dr. Juan B. Luna Garrido, falleció en Quibdó el 15 de julio del año 2.000.

TUFIK MELUK ALUMA

TUFIK MELUK ALUMA

Nació en Quibdó el 23 de noviembre de 1920, de la unión matrimonial de Félix Meluk Abuchar y Adriana Aluma Baldrich, sus estudios primarios los cursó en el Colegio de la Presentación y en la Escuela Anexa al Colegio Carrasquilla, de la secundaria cursó un año en el Colegio Carrasquilla en Quibdó y los demás en Bogotá, en el Colegio San Bartolomé donde obtuvo el Grado de Bachiller en 1940. Vale anotar que por su excelencia como estudiante recibió medallas; tanto en la Anexa como en el Colegio Carrasquilla, al igual que en el Colegio San Bartolomé de Bogotá.  Estudió Medicina en la Universidad Nacional culminando sus estudios en 1946, e inmediatamente se trasladó a Quibdó, para prestar sus servicios en el Hospital San Francisco de Asís, donde con Julio Figueroa Villa, conforman la dupla encargada de resolver las cirugías más complejas que se presentaban en un medio, en el que no existían las posibilidades de hacer remisiones a Medellín, ni se contaba con las ayudas diagnósticas de ahora.

El Dr. Tufik trabajó en Quibdó también como Médico Jefe de la Caja de Previsión de Quibdó, igualmente fue médico de la Caja Nacional y del Ejercito. En 1950 se regresa a Bogotá con el propósito de graduarse como médico y en efecto lo hace con su tesis “Patologías del Chocó”.

Tufik con los hermanos, él es el de la izquierda al centro Gabriel Meluk y el de la derecha es Amin. El niño es Félix, hijo de Gabriel, padre del periodista deportivo de el Periódico El Tiempo Gabriel Meluk.

En la capital se vincula al Hospital Neuro Psiquiátrico de Sibaté, como médico Jefe del Servicio Psiquiátrico, también trabajó en el Instituto del Sistema Nervioso (Clínica Montserrat) fue miembro de la Liga de Higiene Mental de Colombia, filial de la Liga Mundial de Higiene.

Para aquella época no existía la especialización de Psiquiatría; sino que se estilaba dictar seminarios por especialistas en la materia, tales como José Francisco Socarras y con una posterior acreditación, se les permitía a los médicos participantes de los seminarios, ejercer como psiquiatras, como fue el caso del Dr. Tufik.

El nombre del Dr. Tufik, está asociado con la historia del Psicoanálisis en Colombia, cuando en compañía de un grupo de intelectuales, leían las obras de Freud poco después de su publicación. En 1957 el Dr. Tufik formó parte del grupo de Estudios Psicoanalíticos de Colombia, y cuando se consolidó ese proceso en 1961, se convierte en uno de los miembros fundadores de la Sociedad Colombiana de Psicoanálisis.

El Dr.  Tufik fue profesor e instructor de Psiquiatría de la Facultad de Medicina de la Universidad Javeriana, como también profesor de Psicología Criminal de la Universidad Libre.

La Biblioteca de la Sociedad Colombiana de Psicoanális, en reconocimiento a su labor científica lleva el nombre de “Tufik Meluk Aluma” y es la primera biblioteca especializada en Psicoanális en Colombia. Actualmente cuenta con 2734 libros y diez colecciones especiales, donados por eminentes analistas, también cuenta con una hemeroteca compuesta por 3386 ejemplares de revistas científicas del ámbito internacional.

De izquierda a derecha Alfonso Martínez Rueda, Tufik Meluk Aluma y Hernán Saavedra Bayer, sentados en el mismo orden José Francisco Socarras y Arturo Lizarazo Bohorques,miembros de la Sociedad Colombiana de Psicoanálisis

El Dr. Tufik publicó innumerables artículos en la prensa y revistas nacionales e internacionales, sobre psicoanálisis, actividad a la cual se dedicó en los últimos 35 años de su vida. Sus trabajos de investigación científica, algunos fueron publicados en los Estados Unidos, Brasil y en América Latina; en su residencia tenía una biblioteca con toda clase de libros relacionadas con la psiquiatría y el psicoanálisis, que a su fallecimiento fue donada por sus herederos, a la Biblioteca de la Sociedad Colombiana de Psicoanális y a la Biblioteca Luis Ángel Arango en Bogotá.

Fue amante apasionado de la música del Chocó y contaba con cientos de casettes de Chirimía, interpretada por Antero Agualimpia y Neptolio Córdoba, con el acompañamiento del Grupo de Danzas y Cantos Folklóricos del Chocó de la Universidad Nacional, que grababa en su residencia.

Contrajo matrimonio con María Helena Segura, de cuya unión nacieron dos hijos, Tufik y Axel

LUIS FELIPE DÍAZ PAZ

LUIS FELIPE DÍAZ PAZ Y SRA LUISA MERCEDES ANDRADE ASTIÉ

Más conocido como el Dr. Pipí por aquello del Felipe, nació en Quibdó un 8 de mayo de 1920, de la unión matrimonial conformada por Desiderio Díaz Perea y Mercedes Paz Domínguez, pero quedó huérfano de padre a la edad de 5 años, lo que no fue óbice para que salir adelante en sus estudios por el apoyo irrestricto brindado por sus familiares especialmente por la línea paterna.

Luis Felipe estudió la primaria en la Escuela Anexa al Colegio Carrasquilla y la secundaria en el Liceo Antioqueño en Medellín donde obtuvo el Grado de Bachiller en 1940; posteriormente se traslada a la Ciudad de Bogotá e ingresa a la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional  en 1941. Obtuvo el título de Médico Cirujano en 1947, al igual que su paisano Luis Eduardo Valencia Rodríguez, el Dr. “Lucho Valencia”.

Para aquellas calendas en el Chocó hacían estragos endemias como el Pian, la Malaria, enfermedades venéreas y la Tuberculosis, patologías de las cuales me ocupé en unos artículos publicados el año pasado, en el Periódico El Manduco. Las circunstancias del momento, motivaron al Dr. Pipí para adelantar cursos de especialización en Neumología y Radiología, en el Hospital Antituberculoso de Santa Clara en Bogotá y culminada esa capacitación regresa al Chocó para poner en práctica sus conocimientos.

Ya en Quibdó el Dr. Luis Felipe se vincula al Hospital San Francisco de Asís como Médico Director del Dispensario Antituberculoso, cargo en el que permaneció durante 20 años. Vale precisar que el Hospital quedaba donde hoy funcionan los Colegios Armando Luna Roa y el Manuel Santacoloma; el dispensario estaba ubicado en la parte posterior del hospital, y recuerdo como si fuera hoy, que todos los que estábamos en la escuela y los de los colegios también (hombres y mujeres) teníamos que madrugar a principio de año, al dispensario a practicarnos el examen de pulmones, puesto que era requisito indispensable para poder matricularnos, presentar la placa de tórax que acreditara que uno no padecía de tuberculosis.

El Dr. Pipí además del cargo antes citado, fue médico jefe de Cajanal Seccional Chocó

El dr Pipi en su edad adulta

, del Colegio Carrasquilla y atendió a la comunidad como médico y radiólogo en su consultorio particular durante más de 23 años, fue Concejal de Quibdó durante 10 períodos consecutivos, Gobernador del Chocó en 1951 y 1952, época en que gestionó la construcción de un segundo dispensario antituberculoso en el Corregimiento del Siete, Municipio del Carmen de Atrato, fue Representante a la Cámara, entre 1968 y 1970. Posteriormente fijó su residencia en Bogotá, donde trabajó como Médico del Seguro Social.

Contrajo matrimonio con Luisa Mercedes Andrade Astié, más conocida como “Uchó”, de cuya unión nacieron: Paz Mercedes, María Eugenia, Desiderio Ernesto, Luis Antonio, Josefina Isabel, Carmenza y Luis Felipe,quienes residen en el interior del país.

En Quibdó tuvo varios varios hijos:Mercedes y Jesús Díaz García y Estela Díaz Lloreda.

Falleció en Bogotá el 23 de julio de 2008.

P.D.

De la misma época de los galenos antes citados, fue el Dr. Ariel Rodríguez Astié, que no ejerció la profesión en su tierra, pero fue el médico de los Chocoanos residentes en Bogotá, sin ninguna distinción. Prestó sus servicios en el Instituto Colombiano del Seguro Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *