MANO PELE, CHUSPA AL SUELO «No se preocupen, yo ya dije hasta luego». Por:Odín Sánchez Montes de Oca


Hace 4 días quizás, después del lunes festivo último pasado, dolorido por el viaje Medellín-Quibdó del sábado 14, casi 10 horas de espera en la vía -una Tractomula atravesada en cercanías del 7-, y un poco elevado porque tampoco me reponía del impacto por la muerte del togado Charly Moreno, me puse a repasar o releer los más de 200 mensajes enviados al grupo de WhatsApp «Belén de Bajirá» en esa misma fecha y con ocasión de los pasquines o panfletos (Comunicados) de los «Mexicanos» en los que se señalan a reconocidas personalidades e importantes servidores públicos como autores de hechos condenables e irrepetibles, siendo la única mención que leí sobre el tema, la sugerencia o insinuación hecha por el periodista Omar Lozano, de callar ante o frente a tan execrables hechos.

Dicho ejercicio lo publiqué en el grupo de WhatsApp bautizado con el nombre de «Belén de Bajirá», territorio que muchos chocoanos hemos defendido en franca lid frente a los embates jurídicos y políticos de la dirigencia antioqueña para quedársele; así que hice referencia en orden alfabético a los importantes miembros que en el cohabitan, y como es de la esencia de las redes, las respuestas a mi posición expresada en la edición pasada, de que a los muchachos vinculados a los grupos irregulares había que escucharlos, y que había que solicitarle a las autoridades que hicieran lo pertinente, las respuestas del grupo no se hicieron esperar: Unos lo hicieron con cierto tufillo de ese odio visceral que yo creía se había superado, sobre todo de alguien que expresó más o menos: «Que lo sacaran de la colada o el corrinche»; y otro, para traer a colación solo 2 comentarios, respondía qué yo: «Apenas por escribir no podía meter a la gente en problemas», pero por supuesto que del grupo por el interno o a mi abonado, me hicieron llegar posturas diferentes, y para que haya empate, ahí les va lo que decían: «(1)….hice un sondeo en el grupo, y la mayoría apoya la idea, pero todos tienen miedo, en general el argumento es (palabras más, palabras menos), la terrible desconfianza que se siente en las propias autoridades, no solo administrativas, si no también de policía y judiciales……En resumen, es un apoyo tras bambalinas (a tu sugerencia), con miedo creería yo, sobre todo de los que viven en nuestro maltratado Quibdó, casi nadie quiere aparecer con nombre propio, luego de lo del abogado Charly y la amenaza latente contra el Veedor Darwin, una cosa de locos», y la (2):»……Tienes razón Odín, tu intención es buena y cuenta con mi apoyo…..Esta situación tiene que cambiar por el bienestar de todos». Y la verdad es que, como la mayoría tiene miedo, me abstengo de dar los nombres de la inmensa mayoría solidaria con la propuesta y con los familiares del Dr. Moreno.


La narrativa de la época de la conquista se ocupó en varios escritos, ensayos, actuaciones en el teatro, sobre la creencia de los españoles de armadura que pisaron suelo americano, que además de bárbaros y salvajes los indígenas no tenían alma, es decir, eran insensibles, inhumanos e impíos, como quien dice, cualquier parecido con los que sugieren callar, tapar, desconocer el actual estado del orden público de Quibdó (Amenazas, extorsiones, atentados, atracos, hurtos, homicidios), es pura coincidencia, pues sus posturas y/o actuaciones no se compadecen con el dolor ajeno, con el sufrimiento familiar, no solamente por lo de Charly, si no por los que diariamente caen o son víctimas del flagelo de la violencia urbana que se enseñoreó con Quibdó en cualquiera de sus expresiones; muy triste porque asumen posiciones vergonzosas, porque anteponen mezquinos intereses personales (prebendas burocráticas o contractuales, la mínima para la subsistencia) por encima de los intereses colectivos y sentimientos de solidaridad, de allí que es común escucharles decir para justificar: “Asunto allá, ellos son blancos (indiferencia), nosotros le dijimos, se lo habíamos advertido, es la crónica de una muerte anunciada o, eso es la lucha de sectores políticos por el poder”; y así con el tiempo se diluye entre la bulla de los cocos la denuncia de los hechos que laceran a la sociedad en un momento dado.


Lamentable pues la situación que vive el Chocó bajo todo punto de vista: La corrupción en alza, y sin que las autoridades judiciales tomen medidas para controlarla; el orden público desbordado en Quibdó, y sin que exista política pública de seguridad y convivencia o autoridades que la ejecuten, y una sociedad civil organizada inexistente, perdida, ¿o dónde está? Yo recuerdo que cuando sancionaron al Dr. Patrocinio Sánchez siendo Gobernador, salieron de aquí a pedirle al Presidente Uribe que no encargara a alguien de la U, allí andaba el Dr. Martin, y nombraron a Gómez Gallo.


A quienes del grupo “Belén de Bajirá”, me quisieron correr porque insinué que una salida a la crisis, al problema, podría ser escuchar a esos muchachos, quiero reiterarles que, no por miedo o por cobardía, en el acto, cuando salió la jauría les dije HASTA LUEGO.


A quienes me llamaron o escribieron a mi abonado expresando respaldar la idea, les agradezco, porque hoy como están las cosas, es muy difícil encontrar apoyos y solidaridad, les notifico mi hasta luego con la propuesta, porque ya en manos de la Fiscalía como está la denuncia, verá esta si los llama, si los escucha o que otras medidas tomará, y me quito yo ese problema de encima, porque hasta de pronto me puedan mandar a matar.

Atentamente,
Odín Sánchez Montes de Oca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *