TODOS LOS COLOMBIANOS UNIDOS PODEMOS LOGRAR YA MISMO UNA COLOMBIA JUSTA Y CON EQUIDAD. Por Dr. Rodrigo Isaza Bermúdez

Por Dr. Rodrigo Isaza Bermúdez. neurólogo clínico . U de Antioquia.

Soy un ciudadano colombiano, que como todos sigo normas, pago impuestos, peajes, servicios públicos, prediales, semaforización, sobretasa a la gasolina, impuesto vehicular por rodamiento, me eduqué en escuela y la Universidad pública, realicé con un préstamo del Icetex , que pagué cumplidamente y con el esfuerzo de un padre de familia empleado a cargo de 9 hijos, quien nunca tuvo una demanda ni una visita a una inspección ni juzgado alguno, que se jubiló y murió atendido en una clínica del seguro social.

Soy padre de familia y soy un privilegiado como profesional, porque siempre encontré trabajo en grandes instituciones de salud para ejercer con dignidad y también ser docente de las mejores facultades de medicina de Medellín.

Todo el mundo cree que las personas como yo o como usted, debemos acatar órdenes y ceñirnos a la ley en un país donde la multa de tránsito está en poder de consorcios de contubernio político, que te cobran estacionamiento en la calle sin vigilancia siquiera, con negocios oscuros contratan grúas para levantarte el carro que estacionaste en la calle pública. Que pagas impuesto vehicular y cuando compras un carro nuevo el gobierno se lleva el 35% del costo del mismo, como si el estado vendiera de todo, pagamos peajes para carreteras sin terminar y sin pavimentación, y cuando se logra que se hagan vías las concesiones públicas su uso va más allá del tiempo estipulado de usufructo, es decir son dadas a perpetuidad.

Que estando jubilado tengo que pagar el 5% por mi salud, pero que además tengo que pagar un 7% más que todo el mundo, que mi mesada no sube lo mismo que el salario mínimo y que en vez de subir cada año, ganamos menos porque los servicios públicos y todos los gravámenes suben al ritmo del salario lo que conlleva a recortar necesidades para solventar gastos, sin embargo no contento con esto quieren gravar una mesada que es un derecho que por ley, se quiere violar sin que nadie haga nada al respecto y que como yo hay tres millones de ciudadanos honestos.

Que nuestras instituciones corporativas son la fuente de la corrupción estatal, que incluye cámara, congreso, grandes cortes, los entes de fiscalización general y procuraduría que tienen nóminas gigantescas donde se pagan favores suministrando empleo calificado y también zánganos que hacen carrera con nuestros aportes económicos.

Pero cuando se nos pide apoyar obligadamente una propuesta de reforma impositiva, sin recibir nada a cambio, que ni siquiera se tenga en cuenta el recorte burocrático, la lucha contra la corrupción y que seamos nosotros los que paguemos la debacle multimillonaria de la delincuencia política organizada de múltiples empresas (Electricaribe, SaludCoop, Odebrecht, Hidroituango, puentes, contratación pública, elefantes blancos y más de 50 empresas quebradas y saqueadas) donde están comprometidos los principales barones electorales, que hacen parte del estado y se turnan con cada mandato, sin hablar de prebendas a bancos y sus dueños conocidos que manejan a su antojo la política estatal corrupta.

Entonces, como ciudadano soy un delincuente, un desadaptado, un innombrable simplemente porque pido que se cumpla la ley, que se persiga la corrupción, que se castigue a los culpables, que se reduzca la burocracia y las prebendas laborales de la clase política, que se acabe la casa por cárcel, la contratación estatal a dedo y se castiguen jueces y fiscales corruptos que juegan con el vencimiento de términos.

Si Usted entonces no se queja, por seguir los lineamientos absurdos de los jefes políticos de siempre, tampoco se queje cuando a este país se vaya por el precipicio que se está abriendo, porque el gobierno quiera mantener la corrupción y la burocracia a costillas de los tesoros públicos que son nuestros y de los impuestos que tendrían que pagar los que verdaderamente explotan esta nación.

No esperen que nadie los saque de acá porque nos esperan dos polos horribles de corrupción que ustedes más que yo conocen y que nos van a enfrentar entre derecha e izquierda, que ninguna de las dos existe pero que parece que lo único que les interesa es acabar con la Colombia que conocemos.

Bueno colombianos llego la hora de reflexionar para después no estar llorando
iniciamos una gran protesta virtual en todo Colombia, para decirle al gobierno que los 26 billones que espera recaudar puede conseguirlos de sobra si elimina las exenciones tributarias que representan más de 80 billones al año, además le aconsejamos dejar de robar y rebajarle los salarios a Magistrados, Senadores y Reprentantes a la Cámara en un 60%; quitarles los beneficios de celular, pasajes aéreos, vehículos blindados, prima de apartamento en Bogotá, quitarles viáticos, horas extras, cobrarles salud y pensión, que trabajen los 12 meses del año y se pensionen con el 75% de promedio de lo devengado en los últimos 10 años como todo colombiano. Si tú envías este mensaje a 10 contactos estaremos logrando que no haya más reformas tributarias; con ese dinero se cubre el faltante que habla el ministro Carrasquilla. Igualmente que se elija un senador y representante por cada departamento. No necesitamos más. Así nos ahorramos 160 mil millones más y hacemos más ágil y transparente el trabajo legislativo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *