¿ QUEBRADO O SAQUEADO ? Por: CARLOS M. CASTILLO AYALA

PUNTO APARTE

Por: Carlos Castillo Ayala

No puedo decir que me siento decepcionado del régimen de Duque, no vote por él y nunca espere nada bueno de su gobierno; políticamente Duque es un fraude, los registros de sus intervenciones cuando era senador y andaba pegado de Uribe haciendo el curso de dictador y genocida, criticando sin convencimiento la reforma tributaria de Santos, invitando a la gente a salir a protestar a las calles, (haciendo terrorismo, como ahora llama a quienes ejercen el derecho constitucional a la protesta), lo mostraban como un verdadero impostor y una expresión más de la corrupción; el gran logro de su gobierno es que hoy Colombia encabeza la lista como el país más corrupto del mundo y el que peor ha manejado la pandemia, veamos otras perlas de su repertorio de engaños.

En la campaña presidencial del 2018 recurrió a un discurso con amplio libreto de mentiras, por un lado y para infundir miedo al elector, cacareaba la felonía Uribista del castro chavismo, por el otro, con un discurso populista, se mostró como la salvación del país, jugando con las angustias y necesidades de los colombianos y prometiendo mentiras como aquella de bajar los impuestos e incrementar los salarios, o la de preservar el medio ambiente impidiendo la práctica de fracking, o la peor de todas, acabar con la corrupción; destaco esas tres grandes mentiras de las muchas que dijo en campaña. Ya como presidente siguió con su rosario de engaños, la crisis sanitaria se agudizo por su terquedad de no convocar a la sociedad y buscar consensos para manejar la emergencia, aquí nuevamente la corrupción y el engaño profundizaron esta emergencia sanitaria, hoy Colombia encabeza la lista de los países con peor manejo de la pandemia que está matando a miles de colombianos; ante el derrumbe de la economía y el físico hambre de los colombianos, el año pasado recurrió a su populismo engañoso y salió a decir que no era el momento para una reforma tributaria, que la gente (léase, de la clase media hacia abajo, que son los que siempre castiga este tipo de saqueos tributarios), no tenía capacidad para asumir una carga tributaria más, una vez más todo era mentiras, realmente nos estaba anunciando que haría una reforma; Duque nos acostumbró a que ¨como dice una cosa, dice otra¨.

En los albores del nuevo año, el ministro más despreciado por los colombianos, el inescrupuloso ministro de hacienda (da asco pronunciar ese nombre, lo evito), le madrugo al país con el anuncio que Colombia estaba quebrada, que no tenía plata para sus gastos de funcionamiento y como siempre, el chantaje por delante, ¨es urgente una reforma tributaria para garantizar los programas e inversión social¨; lo malo no es la reforma en sí misma, lo malo es que todas le meten la mano al bolsillo (de por sí ya vacío), de los colombianos más pobres, no tocan el gran capital y pretende cobrarnos todos sus derroches y excesos.

Suficientemente el país ha conocido la perversidad de lo que el régimen pretende hacer, se busca acabar la clase media, es decir que solo existan pobres (los colombianos) y ricos (los corruptos dirigentes políticos y sus auspiciadores); la arrogancia y terquedad con que el gobierno ha querido imponer este atropello, la forma en que la concibió un ser que su cerebro no produce si no maldad (ministro de hacienda), la falta de concertación entre otros muchos factores, han sido el detonante para la protesta social que hoy se observa en las calles y que Duque en medio de su ignorancia como estadista (o perversidad ¿?), no ha sabido interpretar. El autismo al que recurre, solo le permite escuchar a sus aduladores del centro democrático, se comió el cuento del periodismo manzanillo y rastrero, de que es el mejor presidente, la sumisión a las órdenes de su perverso mentor Uribe y sus propios egos, lo hacen levitar, lo mantienen lejos de la realidad, por eso no se ha dado cuenta que si bien la anunciada reforma tributaria origino la expresión de inconformidad, lo que tiene indignado a los colombianos es el hastió ante tanto cinismo presidencial, en algo tenía Razón Duque, los colombianos ya no aguantan más, se les fue la mano en abusos, atropellos, asesinatos, masacres, saqueo a los recursos del pueblo, en medio de la impunidad; dicen por ahí que han saqueado tanto a los colombianos, que les robaron hasta el miedo (gracias a las redes, hoy estamos más informados), es por eso que a pesar del temor al contagio, a la represión del estado, hoy los noticieros del mundo (excepción de los nacionales, lame suelas), dan cuenta de un pueblo heroico que se resiste a ser abusado y lo arriesga todo en defensa de sus derechos.

De las cosas que más indignados tiene a los colombianos es que el anunciado déficit de caja del país, no es producto del gasto o inversión social, no señor, es producto del desgreño administrativo, del derroche del presidente dándole contratos millonarios a sus amigotes, primas exageradas para comprar la justicia, pagando a sus bafles con contratos leoninos, gastando plata en camionetas, ascensores, juguetes que costaran 14 billones, regalo billonario a sus auspiciadores banqueros, en fin toda esa serie de robos y saqueos al erario público son los verdaderos responsables de la crisis social que hoy repudian y rechazan los colombianos.

Presidente Duque, le tengo 2 opciones para conjurar esta protesta social:

  1. NO SE LO ROBEN TODO, dejen alguito al pueblo, controle el saqueo que desde la presidencia se hace de las finanzas públicas y ahí recauda la plata que necesita.
  2. Pero si sus ansias de reforma es inevitable, entonces siga el ejemplo del presidente BIDEN, clávele esos impuestos a sus amigotes ricos que han saqueado al país por décadas, pero RETIRE ese Frankenstein, que presento al congreso, volverá la calma.

ÚLTIMA HORA, lo que faltaba, el patrón del mal, ese que se excita con la sangre del pueblo, ese que señalan de genocida, le dio la orden a su títere, para reprimir a bala la protesta ciudadana, Duque ni corto ni perezoso, ordena a la tropa salir de cacería humana.

PRESIDENTE DUQUE LA REPRESION NO SOLUCIONA NADA, LE HAN ROBADO TANTO A ESTE PUEBLO, QUE YA NO LES TEME.

PUEBLO UNIFORMADO, RECUERDEN QUE USTEDES TAMBIEN SON EXPLOTADOS

COLOMBIANOS, QUE VIVA LA PROTESTA, PERO NO A LA ANARQUIA Y CAOS
CARLOS M. CASTILLO AYALA

Postdada:Al culminar ésta columna el país recibe el anuncio del presidente Duque del retiro del proyecto de reforma tributaria .Ganó el pueblo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *