» No siga alimentado el odio y contribuyendo con ello a la destrucción de este departamento que nos necesita unidos » le dice el director del IIAP al veedor Darwin Lozano



Comunicado a la Opinión pública
del director del IIAP

No acostumbro acudir a comunicados públicos para aclarar información relacionada con mi actuar al frente de una institución que como el IIAP, ha construido con logros y resultados un imaginario colectivo positivo en una comunidad que, valora su compromiso con la producción y gestión de conocimiento y su papel en la generación de bienestar colectivo para la gente del Chocó Biogeográfico.

A partir de mi primer comunicado público como respuesta a las acusaciones de ladrón y corrupto que me hiciera el señor DARWIN LOZANO, porque según él me había robado 27.000 millones de pesos de un proyecto para pescadores en la costa pacífica chocoana, después de demostrarle lo contrario y lograr
su retractación pública, lo invite a guardar cordura y ayudar a la construcción de una sociedad crítica en el Chocó, desde la coherencia, el análisis mesurado y el respeto.

Ante la respuesta comportamental de Darwin, quien siguió apuntando con su arma de odio contra mí, decidí callar por respeto y consideración a un pueblo
incendiado por las luchas políticas a las cuales no pertenezco, entendiendo
que cualquier denuncia en mi contra sobre corrupción o malos manejos debería ser resuelta por la justicia, pero sus recientes ataques y mi actual situación de desplazamiento, la cual no descarto se encuentre influenciada por sus calumnias y falsedades, me han obligado a producir este segundo comunicado dirigido a la opinión pública.

Se ha empecinado Darwin de manera enfermiza, en hacer creer que los 27.000 millones de pesos correspondiente al mencionado proyecto de pescadores, para el cual tenemos un convenio con la gobernación del Chocó, busco legalizarlos con la ejecución de otros proyectos de la entidad, insistiendo en alocuciones y mensajes en las redes sociales, primero, que el proyecto fronteras de selva y mar para la paz, financiado por la Unión Europea, y ahora, la convocatoria para la conformación de un banco de oferentes de servicios laborales, tienen esta intención.

Quiero comunicarles, que a pesar de la vehemente solicitud de los alcaldes, así como del gremio de pescadores y las comunidades de la costa pacífica,
para que a pesar de las dificultades no me detenga en la ejecución del mencionado proyecto, he tomado la decisión desde el mes de diciembre de 2020, de solicitar un desistimiento bilateral del convenio IIAP –
GOBERCHOCO, por razones estrictamente relacionadas con la ausencia certificada de disponibilidad de aseguramiento por parte de las entidades aseguradoras, requisito que no estoy dispuesto a levantar de ninguna manera, mientras la dirección de la entidad esté bajo mi responsabilidad.

Mi solicitud en este sentido, la cual adjunto a este comunicado público como prueba de mi actuación no solo honesta y responsable, sino también coherente con mi discurso, desvirtúa de un tajo la intención que el señor Darwin me quiere endilgar sin fundamento alguno; es casi imposible creer que sus redes de información no le hayan hecho saber de una solicitud en estudio desde el año pasado, pero igual de increíble parece que, después de informarse sobre ambos proyectos, siga confundiendo el uno con el otro, eso demuestra falta de comprensión lectora o definitivamente mala intención.

A ustedes, opinión pública, que no han tenido la oportunidad que sí tuvo el señor Darwin de, revisar tanto el proyecto “Fronteras de selva y mar para la
paz”, como el de “Fortalecimiento de la cadena de pesca artesanal”, me sirvo
ubicarles las siguientes precisiones:

– El proyecto Fronteras de Selva y Mar para la Paz tuvo, ubicación geográfica en Nuquí, Bahía Solano y Juradó, y se ejecutó con un
presupuesto de $12.600 millones de pesos, con una duración de 3.5 años que terminaron el 6 de enero. A través de él se cubrieron temas de muy diversa índole, cierre de brechas, deporte, cultura, turismo,
ordenamiento territorial, pesca, agricultura, ganadería, entre otros.

– Por su parte, el proyecto de Fortalecimiento de la Cadena de Pesca Artesanal, convenio suscrito entre el IIAP y GOBERCHOCO, fallido por las razones expuestas, tenía como ubicación además de Nuquí, Bahía Solano y Juradó, los municipios de Bajo Baudó y Litoral del San Juan.

Se surtió trámite de convocatoria pública que declaramos desierta por incumplimiento de los requisitos exigidos, especialmente el de la póliza
de seriedad de la propuesta, tenía un presupuesto de 27.000 millones
de pesos, era exclusivamente para el tema de pesca artesanal y principalmente para infraestructura pesquera, representada en nueve centros de acopio, embarcaciones y vehículos para transporte en frío,
tenía una duración de un año y nunca empezó por las dificultades de orden administrativo relacionadas con la falta de seguros, ante la no disposición de las aseguradoras por las condiciones de la zona, adjunto certificaciones.
Espero que esta información derrumbe las dudas de Darwin frente a mi actuar, y le conceda el valor civil de retractarse de sus comentarios malignos, provocadores y deshonrosos, los cuales además de desinformar y confundir, generan desconfianza en los ciudadanos de bien y nos hace blanco de amenazas provenientes de los grupos armados ilegales, pues ante semejantes comentarios, cualquiera piensa que tengo los bolsillos llenos de dinero mal habido, cuando lo poco que poseo lo he logrado con 32 años continuos de trabajo como empleado al servicio del Estado colombiano, 18 años en la Universidad Distrital y 14 años en el IIAP.

Con el proyecto Fronteras de Selva y Mar para la Paz, se logró mejorar escuelas y viviendas, recuperar tejido social, atender humanitariamente a comunidades vulnerables, incentivar la producción agrícola y pecuaria, avanzar en el manejo integral de residuos sólidos, construir planes de turismo, promover la formalización del empleo, mover la economía local, fomentar el emprendimiento local, aportar al ordenamiento del territorio e instalar capacidades locales; afortunadamente la gente lo reconoce.

Ahora vamos a referirnos a la CONVOCATORIA que con muy buena intención estamos adelantando desde el 2020. En el mes de febrero iniciamos un proceso para conformar un banco de hojas de vida, al cual pudiésemos acudir con prontitud, generando un vínculo con personas que,por sus capacidades y competencias, aportaran en los procesos
institucionales o ser recomendadas ante el pedido de otras instituciones, nada ni nadie nos está obligando a ello, nos inspira el deseo genuino de devolverle la confianza a la gente, haciéndoles saber que en el Chocó hay una entidad que ofrece opciones laborales sin padrinazgos de ninguna naturaleza, valiéndose exclusivamente de las capacidades de la gente.

Se presentaron a esta convocatoria aproximadamente 2.000 personas, la verdad no lo esperábamos, sin embargo, apelamos a nuestro compromiso con la gente y haciendo un gran esfuerzo institucional evaluamos la totalidad de las pruebas, admitiendo cerca de 400 personas para la segunda ronda de
un proceso de tres etapas, publicamos los resultados en la página oficial de
la entidad (www.iiap.org.co) el día 30 de marzo de 2020. Aunque entramos en pandemia y duramos en ella todo el año anterior, el 7 de diciembre del 2020, se convocó a una segunda fase con algunos profesionales de áreas afines con el rol misional del IIAP, debido a que consideramos que no era prudente llamar a los no afines, hasta tanto no hubiese una posibilidad real de vincular a algunos, se presentaron 381 y ya hemos evaluado las pruebas, escogiendo para el último filtro 61 personas, a las cuales llamaremos cuando lo consideremos conveniente (leer documento adjunto).
A pesar de lo anterior, resultado de lo avanzado en el proceso de convocatoria, hemos escogido, en la medida de nuestras necesidades,personal que ha superado el primer filtro, dimos con gente muy buena a la cual no conocíamos y hoy valoramos, y resulta supremamente injusto con ellos, que el señor Darwin tienda un manto de dudas sobre una convocatoria que les ha permitido tener un espacio ganado a pulso, y con el cual hemos devuelto la esperanza y la confianza a profesionales con capacidades y entusiasmo para el trabajo de investigación requerido por nuestra entidad.

Personalmente he llamado a profesionales para vincularlos a procesos institucionales, si ustedes supieran la satisfacción que he sentido al escuchar la alegría con la que gente sorprendida respondió mis llamadas,
comprenderían la indignación que siento por los comentarios del señor Lozano, se imaginan la confianza y autoestima que genera el hecho de ganarse un espacio sin recomendaciones, el IIAP es una escuela en la que uno enseña y aprende, y el solo hecho de que Darwin piense que nuestra
convocatoria es una farsa, es ofensivo con la entidad y conmigo, pero sobre todo con la gente que ha puesto su mayor empeño para estar en una entidad que admira y a la cual le quiere entregar lo mejor de su capacidad. A una buena parte de los vinculados aun no los he visto, no los conozco, porque ni siquiera me interesa que me agradezcan por algo que se ganaron por sus propios méritos, muy pronto los veré cuando sea necesario.

Aprovechando el resultado del primer filtro de la convocatoria, aun sin terminar el proceso por temas de pandemia, pero con el afán de servir a nuestros coterráneos, hemos vinculado 50 personas, lo cual corresponde amás del 12% de quienes pasaron el primer filtro, porcentaje sin precedentes en el departamento del Chocó. Haciendo honor a la capacidad de nuestra gente, hago público el listado de los vinculados a diferentes proyectos del
IIAP, quienes ya estaban entre los que pasaron la primera fase de nuestra
convocatoria, espero que Darwin nos ayude a hacerles un reconocimiento
público, se lo merecen.

Yenier Rengifo, Mackcheembergs Largacha, Juana Paula Moreno, Dileison Rentería, Alberto Nagles, Yeferson Mosquera, Emigson Hinestroza, Kira
Castro, Sandra Peláez, Vanessa Castro, Cintia Martínez, Karina Machado,
Jasleiby Mena, Geiner Ramírez, Carlos Neftaly Lozano, Werney Domínguez,
Melany Moreno, Luis Eustorgio Palacios, Diamar Lozano, Jessica Giraldo,
Wilmar Alexander Cano, Gladys Eufemia Arango, Vicky Yency Vega, Daniel
Robledo, Sonia Jordán, Gineth Beatriz Córdoba, Alexander Tobón, Kleider
Copete, Davinson Saavedra, Lorena García, Ingrid Ibarguen, María Alejandra Sapa, Jhon Herley Torres, Leyson Urrutia, Skarlin de la Rosa, Jimmy Moya,Kelly Dunlap, Heidy Gamboa, Deivys Abadia, Winston Murillo, Nury Rios, Heidy Marín, Karen Tello, Ángel Emith Mena, Luis Albeiro Murillo, Ana Elizabeth Moreno, Rosa Darely Ramírez, Nelcy Sofía Rentería, Pedro Humberto Mosquera y Elvira Palacios.

De igual manera, el proceso ha servido para recomendar personal que nos han solicitado otras entidades, como son: Ministerio de Ambiente y Desarrollo
Sostenible, USAID, Servicio Nacional de Aprendizaje y Alcaldía de Dos Quebradas en Risaralda.

Apelando a su obligación moral, le exhorto a que se comunique con las personas que vinculamos y les pregunte, si llegaron al IIAP por la vía de la convocatoria o no, si el proyecto al cual se vincularon guarda alguna relación con el de los pescadores de la Costa Pacífica del Chocó y si es del caso, si me conocían, si alguna vez me han visto. No puede ser que las entrañas de
Darwin solo expelan comentarios que ensombrecen nuestro empeño en
brindar oportunidades laborales a la gente que se ha formado con sacrificio, tesón y empeño, y al contrario no les reconozca sus capacidades.

Reitero a la opinión pública que he solicitado desde el mes de noviembre del año pasado, el desistimiento bilateral del convenio entre la Gobernación del
Chocó y el IIAP por causales estrictamente administrativas, por lo que no existe ninguna justificación o fundamento para las apreciaciones irresponsables del señor Lozano en el sentido que tenemos la intención de “evaporar” su presupuesto de 27.000 millones de pesos.

No aceptamos que el señor Darwin trate de confundir a la opinión pública estableciendo una relación entre un convenio que nunca empezó, y por tanto,
no gastó ni un solo peso de la cuenta en la que se depositaron los dineros hasta ahora recibidos, con otro proyecto como el de Fronteras de Selva y Mar para la Paz que termino el 6 de enero del presente año, y mucho menos que, trate de relacionar con esta infamia, un proceso de convocatoria voluntario que ha adelantado el IIAP con la única intención de brindar opciones laboralesa profesionales capacitados y con méritos, que no cuentan con padrinazgos que les posibilite acceder a un trabajo.

Quiero dejar claro que no pretendo limitar la libertad de expresión del señor Lozano, pero tampoco puedo permitir que de manera irresponsable siga
enlodando el buen nombre de la institución que represento junto a un equipo humano comprometido con las causas del Chocó. Aquí no todo es MALO y con toda la seguridad y sin jactancia le digo que hay profesionales cuyo trabajo marca la diferencia, no se confunda señor Darwin, no hacemos alarde de nuestros resultados, pero están a la vista, abra los ojos, y cumpla con su obligación de romper, con hechos y argumentos, ese paradigma de
corrupción en el que pretenden meter a todo el mundo.

Le reitero a Darwin que las puertas y los canales de comunicación del IIAP están abiertos para resolver cualquier duda o interrogante, que si las pruebas y/o información recabada de manera formal, nos condenan, asumiremos las consecuencias; pero por favor le rogamos que no siga alimentado el odio y
contribuyendo con ello a la destrucción de este departamento que nos necesita unidos para enfrentar nuestros retos, basándose en presunciones y especulaciones.

Atentamente,
WILLIAM KLINGER BRAHAN
Director General
Instituto de Investigaciones Ambientales del Pacífico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *