Mi pueblo natal Por :​William Arley Murillo Valencia


Por :​William Arley Murillo Valencia 

Maestro en Artes Plástico – Curador de Arte

Móvil: 3015935495
Williamarte113@hotmail.com


Desde muy lejos recuerdos a mi querido pueblo natal un lugar con ríos de aguas cristalinas el lunar en el que conocí a mi primer amor y supe valorar las cosas sencillas de la vida por haya en el año de 1726 un departamento llamado Chocó se quería conocer y explorar y que todavía no se a descubierto lo hermoso que es ese lugar.
Recorrer las orillas de tu majestuoso rio Atrato y ver la paz que se siente al ver esa espesa selva llega de fauna y flora pero que no han sabido explorar muchos llegar a buscar un tesoro otro llega a descubrir ese paraíso del que muchos hablan y quieres conocer y otros como yo solo quieren decir gracias por a ver nacido en este lugar. Esperar un 20 de setiembre para gozar de las fiestas de san pacho y decidir si meterme a mi comparsa o disfrutar de mi bumbe con mucho gozo y ver como 12 barrios se engalanan para recibir al santo patrono de los quibdoseños y pedirle que nos los proteja de todo mal ver como las personas bailan sentarnos a fuera de nuestras casas y hablar con nuestro amigos y vecinos tomarnos una botella de platino y esperar a que alguien traiga una olla unos pedazos de madera 2 ladrillos y hacer un buen arroz con longaniza con mucho queso a las 12 de la noche con lámparas y linternas iluminábamos las casas y ver como salía una luna gigante y iluminaba las calles de la ciudad ya que no atracaban no mataban se tenían buenas costumbres los hombres a las chicas con moto impresionaban te llevaban por las calle de la ciudad algunos en tumba terminaban y otro bueno ya sabemos en que terminaba en otra épocas los hombres con cartas serenatas y poemas a las mujeres enamoraban.


Recuerdo esos bellos paisajes muchos de esos recuerdos se van olvidando, pero gracias a la magia de la fotografía nos quedan esas bellas postales que vemos en las redes sociales y que muchos que ven esas fotografías el Chocó es un lugar tan hermoso, pero tan olvidado que te quedas pensando será verdad o solo me lo dice para hacerme sentir mal pero cuando vives por mucho tiempo fuera de tu lugar de origen empiezas a añorar esos viejos tiempos en los que salía a comer helado al parque te ibas para el malecón a ver caer la tarde y sentir esa brisa y escuchar las canoas pasar por el rio dices esta es la tierra que me vio nacer y que tengo que hacer algo para sacarla adelante y piensas nadie es profeta en su propia tierra pero si yo cambio al Chocó el Chocó cambia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *