Riosucio, bajo el fuego,el agua y la erosión(Segunda Parte). Por :Américo Murillo Londoño (Mis memorias)

Muchos desconocen la importancia que tuvo Riosucio, en el desarrollo del Chocó, ya que la civilización hacia el interior del Chocó, entró por el Río Atrato, iniciando por Rioscuio, que fue epicentro del comercio con la Costa Atlántica y el exterior, pues de allí se exportaba la Tagua o marfil vegetal, para la elaboración de botones y figuras artíticas decorativas, lo mismo que la Ipecacuana o raicilla, para la elaboración de productos farmacéuticos, como antibióticos.  También se exportaba a Europa,  plumas de garza, para francia e Inglaterra para la elaboración de adornos para sombreros y abanicos.  Los Ríos Salaquí y Truandó, sus tierras, fueron utilizadas para el pastoreo de ganado vacuno, a grande escala.

No se debe desatender que el Río Truandó, fue una vía importante para la comunicación con  el Pacífico, para Juradó y hoy se encuentra taponado por troncos de madera y especialmente por la planta denominada buchón de agua (Eichornia Trysipes) que absorve el oxigeno del  río, que por ende ocasiona la muerte de toda clase de peces; sólo se salvan las tortugas, babillas y quicharos, por ello urge tomar correctivos frente al particular.

La explotación del caucho y el cacao, fueron renglones importantes en la economía del Municipio de Riosucio, así como el funcionamiento de grandes compañías madereras, tales como:  Maderas de Urabá, Mavisa,  Maderas Riosucio,y Maderas del Darién, que producía el Triplex Pizano.

Riosucio, tuvo una fuerte influencia de la Costa Atlántica (en especial de Cartagena) tanto en su cultura, como en el mestizaje de la población, en ese aspecto se destacan los apellidos: Olier, Porto, De los Ríos, Ariza, Beltran, Prada, Ballestas, Correa, Taborda, Baca, Mogollon, etc. Fue tierra de grandes músicos, sobre todo ejecutantes  de Violín  y Guitarra instrumentos que se fabricaban en la población; los bailes eran amenizados por sextetos que estaban conformados por firolina o dulzaina, guitarra, bongó, claves,  maracas y marimbula, instrumento consistente en una caja de madera, con sunchos metálicos adheridos a la misma, que produce un sonido similar al de un bajo,  dicho instrumento fue  introducido por  Cubanos, que llegaron a trabajar en el Ingenio Azucarero de Sautatá.  Vale anotar, que los sextetos fueron perdiendo vigencia, cuando ingresaron los primeros Picot, procedentes de la Costa Atlántica.

Riosucio, fue cuna de importantes personalidades del Chocó, y a la larga lista de nombres ya publicados en otros escritos y libros, algunos no han sido mencionados, entre los que figuran los  de,  Víctor Dionicio Ariza Prada, quien fue estudiante y Rector de la Escuela Normal de Varones de Quibdó, Licenciado en Matemáticas y Física de la Universidad de Tunja, en donde fue Profesor y Prefecto, Gobernador del Departamento del Chocó,(1963 a 1965) Representante a la Cámara (1966) Senador de la República(1970) profesor de la Universidad de Antioquia, Jefe del Departamento de Matemáticas de la Universidad del Valle, al igual que en la Universidad Central de Valencia( Venezuela)  Luís Víctor Ariza Prada, Veterinario y Zootecnista,  profesor de la Universidad de Córdoba, en la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia, fue el  primer Director del Incora, para el Pacífico Colombino, Alcalde Mayor de Quibdó, Secretario de Gobierno del Departamento del Chocó, Ministro Plenipotenciario de la Embajada de Colombia, en Estados Unidos. Benjamín Hidalgo Prada, Maestro egresado de la Escuela Nomal de Varones de Quibdó, Licenciado en Matemáticas y Física de la Universidad de Tunja, y primer Chocoano, en trabajar con la NASA (Estados Unidos)

También es del caso destacar a mujeres oriundas de ese municipio, como a  Luisa Isabel Ariza Prada (Lucha Ariza) fue una de las primeras docentes del Chocó, maestra en Riosucio, Ungúía, Acandí, docente de la Normal de Señoritas de Istmina, Profesora del Instituto Pedagógico Femenino de Quibdó, docente en varios municipios del Departamento de Antioquia, y también en el Liceo Nacional Femenino Antonia Santos,  de Bogotá.  María Ezequiela Urrutia, se graduó  en la primera promoción de egresadas del Instituto Pedagógico Femenino de Quibdó,  prestó sus servicios en su tierra natal, en Ungüía y Acandí, entre otras poblaciones, fue Directora y fundadora de la Escuela Anexa a la Normal Manuel Cañizales, en donde también fue docente y Coordinadora de Prácticas, escritora de varios libros, entre los que se destacan Historia del Chocó y Geografía del Chocó.  Edelmira Maya Quejada, Nutricionista-Dietista, egresada  de la Universidad de Anioquia, Trabajadora Social de la primera promoción de la Universidad Tecnológica del Chocó, fue Secretaria General y de Recursos Administrativos del Departamento del Chocó, en dos oportunidades, la  primera en la administración del Gobernador Miguel Lozano Córdoba y  la segunda con el Dr.  Luís Gilberto Murillo Urrutia.  Se ha desempeñado en la Universidad Tecnológica del Chocó, como  Docente de planta del Programa de Trabajo Social, Vicerrectora Administrtiva, Decana de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas de Salud y Vicerrectora Académica, entre otros. Ha  escrito seis libros sobre temas relacionados con Métodos de Estudios, Intervención Social, Modelos Pedagógicos y Política Social.  Nhora Helena Arce Quejada, fue la primera Directora del Programa de Enfermería, de la Universdidad Tecnologica del Chocó, Consultora de la Embajada de Holanda, ante el Convenio Colombo-Holandes en Salud, Asesora de la Alcaldía de Quibdó, en el Proceso de Oranización y Dirección del Sistema Municipal de Seguridad Social, Directora Seccional de la Cruz Roja, en el Chocó, y Directora del Servicio Seccional de Salud del Chocó, Representante del Ministerio de Salud ante la Junta Asesora del Servicio Seccional de Salud del Chocó.   

Hay también una larga lista de profesionales riosuceños destacados:Alcides y Ariel Castro Beltrán,Edilberto y Goar Gutiérrez,Mario Arce Quejada y Aladino Palacios alcaldes,Alfonso Olier Porto,Jorge Giraldo Díez Diputado QEPD y muchos amigos más que han contribuido al buen nombre de esta región.

Américo Murillo Londoño y familia les desea una Feliz Navidad y Venturoso Año Nuevo 2021 y agradece a los lectores de El Manduco la acogida de estos escritos que hacemos como un ejercicio de memorias y anuncian que hemos llegado al final de nuestra primera temporada 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *