Las Memorias de Ameriquito. «Gobernadores en el Chocó, en la Presidencia de Rojas Pinilla»

AMERICO MURILLO LONDOÑO (Mis Memorias)
Primera parte

Américo Murillo Londoño

Antes de la escogencia de Gobernadores, por elección popular, conforme a la Constitución del 1991, esos mandatarios, que los nombraba el Presidente de la República, de terna que le presentaban los parlamentarios, generalmente los escogían de Chocoanos residentes en Bogotá, eran personas con muy buena hoja de vida y reconocida honorabilidad.
Su llegada a Quibdó, era un acontecimiento, lo iban a recibir al Puerto Aéreo, cuando acuatizaban los aviones, o en al Aeropuerto del Caraño, cuando aterrizaban. En esa recepción, participaban sus familiares, amigos, copartidarios y hasta delegaciones de las escuelas, de Quibdó.
En la época, en que fue Presidente de la República de Colombia, el General Gustavo Rojas Pinilla, tuvimos los Chocoanos, 4 gobernadores, en su orden así: El Capitán del Ejército, de apellido Cano, para ese entonces Comandante del Batallón Bomboná, después, el Chocoano, Miguel Ángel Arcos, Médico y Teniente de Corbeta, de la Armadas Nacional, posteriormente, un Teniente Coronel del Ejército, de nombre Carlos Ortiz Torres y el Abogado Guillermo Valencia Ibáñez, llamado por sus familiares y amigos, como “Chóforo”.

Quien lleva la bandera del Chocó es el gobernador militar Cano quien se unió al movimiento contra el intento de desmembración del Chocó, por parte del presidente Gustavo Rojas Pinilla. FOTO Archivo El Espectador.


La designación del Capitán Cano, no fue bien recibida por la dirigencia Chocoana, le faltaba pelo pal moño, como dice la gente; por eso su mandato fue efímero, todo lo contrario de su remplazo, Miguel Ángel Arcos, muy querido por los Chocoanos, y su gestión, gozó de merecido reconocimiento. Después vino Carlos Ortiz Torres, quién no gozó de mucha popularidad, se comentaba, que era algo displicente, poco querido por la sociedad Quibdoseña.
La animadversión que le tenían a Carlos Ortiz Torres, fue tal, que la noche anterior de su partida, para Bogotá, le montaron una chirimía, cerca de su residencia, que repetidamente, interpretaba un tema musical, que parte de su letra decía:” Plánchame la ropa, que me voy mañana, como te la plancho, como te la plancho, si no tengo ganas…”. Esa canción estaba de moda en los bailaderos de Quibdó.

Llegada del gobernador Guillermo Valencia Ibáñez en un hidroavión de la FAC.


Al día siguiente, para la llegada del nuevo Gobernador, el Dr. Guillermo Valencia Ibáñez, el Aeropuerto, estaba lleno de gente, hasta el tope, con los muchos que iban a recibir al Gobernador y los pocos acompañantes de Ortiz Torres, entre ellos, sus Secretarios de Despacho, que no eran Chocoanos, que también partían.
Nací y viví buena parte de mi niñez, en una casa de varios apartamentos, de propiedad de los hermanos Bechara Banna, que aún se encuentra ubicada, en la Carrera 2ª, entre Calles 30 y 31, frente al Parque Manuel Mosquera Garcés, muy cercana al Aeropuerto y como yo, era medio novelero, me fui para el Aeropuerto, a observar el acontecimiento de la llegada del nuevo Gobernador.

El de uniforme blanco es el chocoano Miguel Ángel Arcos gobernador del Chocó impulsor de grandes obras de infraestructura como el edificio 8 pisos, el hotel de Turismo Citará,cuyo proyecto fue presentado por el arquitecto chocoano Camilo Mayo ante las autoridades. La foto registró ese momento


Cuando acuatizó el avión, con el Gobernador, alguien de la multitud, gritó con voz fuerte “viva el Chocó libre” y seguidamente observé, como la gente corría, no sabía que estaba pasando; pero si escuchaba que la gente decía, lo chuzaron, lo chuzaron; pero como estaba advertido, desde que tengo uso de razón, que cuando uno ve, a la gente correr, no pregunta el por qué, sino que también corre, me dije para mis adentros, paticas para que las tengo, y como un cohete, salí disparado para mi casa.
Después me enteré, que un acompañante de Ortiz Torres, de apellidos Velosa Peña, había ripostado “Siquiera que no vamos, de esta tierra de negros miserables” ante lo cual no se hizo esperar la reacción de Don Enrique Santacoloma, miembro prestante de la Sociedad de Quibdó, que siempre portaba una navaja automática, con la que hirió gravemente, a Velosa Peña, en el abdomen.
El señor Velosa Peña, se salvó de la muerte, gracias a Dios y a los médicos, que lo atendieron en el Hospital San Francisco de Asís, en ese entonces ubicado, en la subida del Barrio Tomás Pérez, donde posteriormente, funcionaron los Colegios Armando Luna Roa y el Manuel Santacoloma.
Guillermo Valencia Ibáñez, acorde con su personalidad, hizo un excelente gobierno, serio y ponderado, le correspondió la transición del Gobierno de Rojas Pinilla, con la etapa que inicia el denominado Frente Nacional, una especie de alianza, entre el Partido Liberal y el Conservador, para compartir entre ellos, el poder en Colombia, dando inicio a llamada Alternación, con paridad en todos los cargos del Estado Colombiano.


Lo anterior equivalía, a que cada cuatro años, gobernaba un partido, y se inició con el Partido Liberal, poniendo como candidato a Alberto Lleras Camargo, de 1958 a 1962, a quien sucedió Guillermo León Valencia, Conservador, desde 1962 a 1966, seguido del liberal Carlos Lleras Restrepo, desde de 1966 a 1970 y finalizó con la elección de Misael Pastrana, del Partido Conservador, de 1970 a 1974. Adicionalmente se pactó, la paridad y milimetría; consistente en repartirse equitativamente entre los dos Partidos, los Ministerios, Embajadas, Consulados, Departamentos Administrativos Descentralizados, y cuando esos organismos, no eran pares, compensaban al otro partido, con alguna Gobernación, que también eran repartidas de la misma forma; también se repartían las Alcaldías y en éstas, los cargos por igual, lo mismo que las Inspecciones de Policía
Vale anotar, que cuando le correspondía el turno a la Presidencia, a uno de los partidos, el candidato que éste escogiera, le votaban unidos los del otro partido y así, sucesivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *