Más de 551 kilos del Caracol gigante africano han sido recolectados…otra plaga que le cae al Chocó

El Caracol africano (Achatina fulica) es una especie invasora/exótica, hermafrodita con capacidad de depositar aproximadamente 400 huevos; se encuentra ampliamente distribuido en todo el mundo, el departamento del Chocó no es la excepción, pues numerosos ejemplares se han registrado en diferentes municipios, incluyendo algunos barrios de la capital chocoana (Quibdó).


Por:Gonzalo Díaz Cañadas


El Caracol gigante Africano está creciendo cada día más en el Chocó y no trata de una secuela más de la esclavización que llegó en los barcos negreros y que se dispersó también por los territorios de la América.

Es originario del África tropical: su distribución natural abarca amplias zonas tropicales y subtropicales de varios países de África oriental, entre ellos Kenia, Tanzania y Somalia, en algunos de los cuales se denomina lambí.

En las últimas décadas se ha extendido por Sudamérica en Colombia,​ Venezuela, avistado en Ciudad Guayana, sector Puerto Ordaz (3 de julio de 2015) y en la ciudad de Corrientes, también se ha desplazado por el estado Táchira en Venezuela (21 de agosto de 2016), principalmente por Táriba y La Fría, Argentina,Bolivia,Islas del Pacífico y, en general, casi todas las zonas tropicales del mundo.

Estos especímenes, suelen enterrarse o ubicarse debajo de las hojas de los árboles, cuando la temperatura es alta, para que esta no les seque demasiado la baba que necesitan para transportarse de un lugar a otro. Este espécimen destruye los cultivos ya que puede consumir más de 800 clases de plantas. 

La presencia del caracol gigante, tiene implicaciones ambientales, ya que es una especie foránea que se ha introducido. Está considerada entre las 100 especies invasoras más dañinas del mundo, porque se alimenta de más de 200 especies de plantas, dañando los cultivos, y en cuanto a la salud, este se alimenta de animales muertos, de basuras, por lo tanto, puede ser portador de algunos parásitos, causante de enfermedades cerebrales, también puede generar infecciones en las vías respiratorias y gástricas (malestar abdominal).

Se recomienda por seguridad, utilizar todos los elementos de protección antes de manipular un caracol y no depositarlos en la basura; después de recolectados, se le aplica solución de agua y blanqueador para matar los microorganismos.

El ancestro Llegó y anda libre en el Chocó

Este caracol puede llegar a medir entre 10 y 20 centímetros desde la punta del caparazón hasta el pie carnoso, es decir el Caracol entero cuando está en actividad.

En el Chocó donde todo lo malo perdura, su presencia enemiga ha sido detectada desde el 2017 con cierta preocupación en los municipios de Carmen de Atrato, San José del Palmar, Nóvita, Sipi, Istmina y Quibdó,donde se han presentado varios hallazgos en los últimos días que tienen preocupadas a las autoridades por tratarse de una especie peligrosa al contacto con el ser humano .

Desde septiembre de 2017 el Instituto Colombiano Agropecuario ICA estableció medidas sanitarias ante la presencia de caracol gigante africano en varios municipios y trabaja en la prevención y erradicación del molusco para mantener la seguridad alimentaria del Chocó.

Operativos de control contra el Caracol africano.
De él se conoce que su baba es muy peligrosa y es transmisor de muchas enfermedades como meningitis , ante lo cual se recomienda no tocarlos con las manos .

El primer avistamiento del molusco fue en la zona del relleno sanitario de San José del Palmar y luego en las zonas de cultivos tradicionales, en las veredas y regiones cultivadas con cacao, chontaduro y musáceas.

Este molusco es portador de esporas del hongo Phytophthora, capaz de devorar plantas, tubérculos, árboles frutales, leguminosas, cacao, chontaduro y hortalizas, lo que genera pérdidas económicas para los agricultores.
 
Este caracol lleva en su baba parásitos nemátodos, que son los responsables de transmitir enfermedades y afecciones al ser humano como la meningoencefalitis, gastroenteritis, peritonitis, entre otras; las cuales se pueden adquirir por establecer contacto directo con el molusco o por consumir alimentos que hayan tenido contacto con su baba.
 
“Ya es fácil verlo en cultivos de papaya, yuca, plátano, banano y aún en cultivos de chontaduro, donde no era usual hallarlo. Para la población, su presencia no es grata porque pone en riesgo la salud humana”, comentó Enmer Castillo Perea, profesional especializado de la seccional ICA en Chocó.

El Instituto está adelantando medidas de erradicación y control del molusco, mediante la incineración de los mismos y a través de actividades de capacitación a las comunidades.

“Debido a los riesgos que implica el contacto con este molusco, estamos trabajando como autoridad sanitaria, junto a las demás entidades ambientales departamentales, en torno a la prevención y protección de la biodiversidad y la seguridad alimentaria del Chocó”, manifestó Martha Livin Mosquera, gerente del ICA en el Chocó.

Codechoco ha realizado más de 4 jornadas,tres en Quibdó y una en San José del Palmar que han arrojado 551 kilos de Caracol fueron recolectados y enterrados bajo tierra con todas las medidas de seguridad y salubridad para desintoxicar este sector de la población. Estas jornadas se extenderán a otros sectores del municipio que presentan el mismo problema, con el fin de prevenir la proliferación de este animal y tomar las medidas necesarias para evitar la propagación de esta plaga y la afectación de la comunidad.

“La presencia del Caracol africano representa grandes riesgos en la comunidad y el ambiente. Éstos trasmiten parásitos y bacterias; y pueden llegar a desplazar a especies nativas. Por tal razón, los invitamos a emplear buenas prácticas ambientales y evitar el uso y comercialización del Caracol Africano, a fin de evitar su propagación en toda la jurisdicción. La Autoridad ambiental seguirá sensibilizando a la comunidad frente a la presencia de estos animales; además, de continuar atendiendo los requerimientos realizados para la recolección y disposición de los mismos” expresó el Director General, Arnold Alexander Rincón López.
» Otra característica de este molusco es que su erradicación una vez se establece es muy difícil, sólo son efectivas los controles para bajar su población » dice el experto David Garrido Serrano quién ha venido participando en los equipos que enfrentan esta nueva amenaza.

«El control del Caracol gigante Africano es competencia de varias instituciones: desde el punto de vista de control como fauna es de Codechoco; Desde el punto de vista de afectación de la salud de las personas, le corresponde a la Secretaria de Salud.También participa la policía ambiental. De hecho, se han realizado actividades exitosas de control de forma conjunta entre las tres instituciones» .

Las autoridades están alertas, hace un mes en atención a la solicitud realizada por habitantes del barrio Jardín, sector Suba #1, los Castillos Dos, en la ciudad de Quibdó, sobre la presencia del Caracol Africano (Achatina fulica) en la zona, CODECHOCÓ a través de la Subdirección de Desarrollo Sostenible, dispuso de un equipo técnico acompañado de la Secretaria de Salud y la Policía Ambiental, para llevar a cabo jornada de recolección y sensibilización sobre el manejo adecuado de esta especie invasora en el territorio.

Durante el desarrollo de la visita; y teniendo en cuenta todos los protocolos de bioseguridad para evitar la propagación del COVID-19, se sensibilizaron algunos habitantes del sector frente a temas relacionados con los riesgos de salud humana y daños ambientales que se pueden generar con la presencia de la especie invasora,una nueva plaga que viene azotando el departamento y que amenaza con extenderse a otras localidades afectando principalmente a los campesinos y agricultores.

El Caracol africano una amenaza para la salud publica y ambiental

La última institución en involucrarse en esta problemática fue la Universidad Tecnológica del Chocó quien esta semana ha comenzado acciones informativas y preventivas .

Destaca la academia que A. fulica (Caracol africano) es una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas del mundo (UICN); en virtud a lo anterior, el compromiso con la población colombiana, y en harás de cumplir con los ejes misionales de investigación, extensión y proyección social de la Universidad Tecnológica del Chocó-DLC en cabeza del Rector David Emilio Mosquera, M.Sc, el Programa de Biología y el Grupo de Investigación en Recursos Naturales y Toxicología Ambiental liderado por Prof. Yuber Palacios Torres, Ph.D, informan a la comunidad en general sobre los potenciales riesgos/daños/efectos adversos en la salud de que quienes entren en algún tipo de contacto directo e indirecto con este molusco, por lo cual, se desarrolló un folleto cuyo objetivo es sensibilizar las comunidades sobre potencial peligro asociado a la manipulación del Caracol africano.

El contacto con la especie en mención puede desencadenar lesiones severas en los implicados, debido a que las secreciones producen parásitos, bacterias, hongos, entre otras, que tienen la capacidad de intoxicar, desencadenar reacciones negativas, alterar el sistema inmune e incluso generar la muerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.