Frente a la Pandemia : Fondo Multidonante de Naciones Unidas y el gobierno invierten 4.6 millones de dólares en territorios PDET para combatir la COVID


 
El proyecto es resultado de una coordinación exitosa entre el Ministerio de Salud, la Consejería para la Estabilización y el Fondo Multidonante.


“El Gobierno sigue comprometido con la población de los territorios más vulnerables”: Consejero Archila

Los recursos provienen del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz, para apoyar los esfuerzos en materia de salud y consolidación de la paz ante la COVID-19, en los Antiguos ETCR, y en los 170 municipios PDET.


Se ejecutarán en el marco del proyecto Salud para la Paz Fase II, que inició acciones en septiembre de 2019, y se extiende hasta diciembre de 2020.
 
 
Bogotá, 23 de julio de 2020. Gracias a la contribución de 4.6 millones de dólares del Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz, los municipios donde se ejecutan lo Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial, PDET están fortaleciendo sus capacidades para la lucha contra la COVID y para mantener los servicios esenciales de salud.
 
Estos recursos, que fueron aprobados por el Fondo Multidonante en abril 2020 y cuya ejecución final se dio en junio, ya están siendo desembolsados y se han destinado a atender tres prioridades: i. Prevención del contagio en personal de salud en hospitales públicos de 170 municipios, ii. Fortalecimiento de capacidades en la prestación de servicios de los hospitales públicos en 26 municipios aledaños a los  antiguos ETCR, y iii. Fortalecimiento de la vigilancia epidemiológica para la detección y aislamiento de casos sospechosos y confirmados en los 26 municipios

.
 
El Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, Emilio J. Archila, destacó la estrategia puesta en marcha con el Ministerio de Salud para que la pandemia afecte en el menor nivel posible las zonas PDET.  “El gobierno está haciendo sus máximos esfuerzos por apoyar a las poblaciones más vulnerables del país en esta época. En este sentido, la gestión de recursos provenientes de fuentes de la cooperación internacional es fundamental. “Es una estrategia de contención, dentro del programa de salud rural,  que viene dando resultados. Gracias a la comunidad internacional por seguir creyendo en la política de Paz con Legalidad”, precisó Archila.
 
Este apoyo se está realizando gracias a las contribuciones de los donantes de la fase II del Fondo: Reino Unido, Noruega, Alemania, Canadá, Suecia, Suiza, Irlanda, Corea, Finlandia, Chile y el Fondo del Secretario General de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz. Los recursos están siendo ejecutados por OIM, OPS y UNFPA, con el liderazgo del Ministerio de Salud, dijo Archila.
La Coordinadora Residente a.i del Sistema de Naciones Unidas en Colombia, Jessica Faieta, quien copreside el fondo junto con el Consejero Archila, expresó: “gracias al compromiso de los donantes del Fondo, estamos apoyando con este proyecto al Gobierno de Colombia en sus esfuerzos por atender la crisis de la COVID-19 en territorios PDET, protegiendo la paz y la población en condición de vulnerabilidad. Invertir en la salud de los ciudadanos en estos municipios es también invertir en una paz sostenida y el futuro de Colombia”.


 
Esta una adición presupuestal al proyecto que inició el Fondo Multidonante de las Naciones Unidas para el Sostenimiento de la Paz en septiembre del 2019; representa una inversión muy importante para fortalecer la capacidad en atención primaria en salud en zonas PDET y para la atención de excombatientes. Incluye un componente de entrega de dotaciones y muy importante para hacer más estricta la vigilancia epidemiológica en los territorios hasta diciembre de 2020.
 
Estos recursos fortalecerán capacidades locales para mejorar el acceso a servicios de atención primaria en salud, con énfasis en salud sexual y reproductiva, salud mental, prevención del consumo de sustancias psicoactivas, salud infantil y salud nutricional. Lo anterior en respuesta a los compromisos adquiridos en el Acuerdo Final de Paz y la política de Paz con Legalidad.
 
Ya se inició el proceso de adquisición de elementos y equipos para la protección de la población médica y sanitaria que está en la primera fila de la amenaza de la COVID-19. Un total de 210.330 unidades de Elementos de Protección Personal serán enviadas a los municipios y entregadas a personal de salud en 170 municipios rurales que conforman los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), priorizados en el Acuerdo de paz. También la dotación básica de 26 hospitales de baja y mediana complejidad en zonas PDET, para fortalecer los servicios de hospitalización y atención del parto. A esto se suma distribución de métodos anticonceptivos de larga duración para beneficiar a 20.500 mujeres en 170 municipios PDET.
 
Así mismo, se está contratando al personal sanitario especializado que dará la mano a los profesionales de salud de 50 municipios PDET,  a través de “teleapoyo”, en el abordaje clínico de pacientes con problemáticas o trastornos de salud mental; y se fortalecerán las capacidades de vigilancia epidemiológica en 26 municipios PDET que, a su vez, contienen 24 antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (zonas donde se concentra población excombatiente). Finalmente, en estos 26 municipios ya se contrataron equipos conformados por 1 epidemiólogo, 1 profesional psicosocial, 1 profesional de enfermería y 2 gestores comunitarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *