La Columna del Odin» MANO PELE CHUSPA AL SUELO»

En todos los pueblos del Mundo y en determinadas épocas, de generación en generación, por su manera de ser o por la actividad que desarrollan, han existido personajes que han gozado del aprecio, reconocimiento y recuerdo de la gente. Es el caso para el Choco y los Chocoanos de la decada del 60, del Mocho Abraham Dualiby, quien perdió su brazo cuando lo saco por una de los espacios de ventana de la escalera en la que se transportaba en la ruta Istmina- Yuto ( la variánte).

Pertenecía al Partido conservador, pero terminó en la Anapo de mi general Gustavo Rojas Piniĺla, Partido que parió al M.19. No tragaba entero, o como dicen hoy: «No copiaba, ni comía de nada», tanto que lo mataron en «Piamonte» por haber mancillado el honor de la policía, disque porque supuestamente le había dicho » Marica» a un Teniente. Tampoco comía de espantos, tanto que la prodigiosa memoria del Dr. Meco, quien me ayuda con estos recuerdos del Quibdo de antaño, lo define como un irreverente, una especie de Veedor de hoy, que no escatimaba la denuncia publica o Judicial contra las castas políticas que subsisten hasta la fecha, y contra los que siempre se.envilecen con el erario público.

El Mocho había nacido en Tutunendo, pero sus padres y demás ancestros en Alepo, la segunda ciudad de la convulsionada Siria. Su fino humor, y el sarcasmo en sus discursos, le llevaron a granjearse la simpatía dela gente. En los balcones de las Plazas públicas o en la Asamblea, cuando los discursos se hacían sin micrófono y a pura capela, El Mocho decia:

» Mi nombre es Abraham Dualiby, Maluf Asisa, Eljadie, como pueden ver en mis apellidos no hay Córdoba, Mena, Palacios, Mosquera, Palomeque, Chaverra, Pino, Murillo, Martinez, por tanto en mi familia no hay PECULADO.

En la otra lista del Partido Conservador, hay un Sutano Salazar, que desprestigia hasta un Patibulo, tanto que ha violado el Código Penal desde el prólogo hasta el índice

La otra lista la del Binomio Malo, Machado- Lozano, son tan malos que son capaces de robarse el Tesoro de los Estados Unidos y de la Union Soviética Juntos.

Y la lista Cordobista, que son más peligrosos que 12 micos sueltos en un bazar de porcelanas Japonesas. Y las gentes por lo general emocionadas con las.gracias y la Oratotia de Abraham, agarrándose las guevas gritaban: » Delenpor ahí mi doctor»

Yo de los últimos rateritos que me acuerdo, son entre otros: de » Pintaíto» a quien dio de baja Don Fidel Guerrero en defensa propia, cuando lo quiso robar en su compraventa de Oro de la carrera 2.ª., y de unos facinerosos que vinieron del sur trasbordados en el Ferry a Yuto , que se robaron el FER. Y sin salir de la pesadilla del pasado cuatrienio, hemos llegado a este penoso tema del alcohol, y la Bodega de Tomas Perez, en el que sino hubiese sido por la denuncia publica del Veedor Darwin, le habían vendido el alcohol donado, al Hospital San Francisco ayer intervenido, o a la propia Gobernación.

Aún habemus muchos Quibdoseños que conocimos a Ramón Come Come, a Don Pablo Mosquera, y al Dr. Mario Mena Robledo, asiduos espectadores de los teatros de Quibdo, que con mucha gracia en pleno cine y en cuanto el protagonista alcanzaba a los bandidos, gritaban emocionados por ejemplo: Matalo, Matalo. O testigos de la salida de una película de pistoleros, en donde con una bala se mataban a siete (7), y en donde con su estilo Abraham Dualiby decia: » De esos pistoleros es que me voy a traer dos (2) a Quibdo para que maten Cordobista como un hijueputa» . Atte: Odin.

PDTA: Lo que se escribe son historias y personajes que muchos aún recordamos, y que no se escriben con el ánimo de ofender, sino de agradar y sacar una sonrisa en tiempos de Pandemia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *